12 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El nuevo PSOE se queda afónico: el error de Sánchez que tiene K.O a Ferraz

Sánchez, en la última reunión de su ejecutiva, este lunes.

Sánchez, en la última reunión de su ejecutiva, este lunes.

Los socialistas tienen un serio problema de comunicación. Su secretario general no muestra especial empatía con los medios de comunicación. Pocas ruedas de prensa y pocas entrevistas.

Ferraz tiene un grave problema. El nuevo PSOE salido del 39 Congreso Federal está afónico. Y con Pedro Sánchez fuera del Congreso de los Diputados, añadido a su muy mejorable relación con los periodistas parlamentarios y políticos, supone un grave handicap de cara al nuevo periodo de sesiones que se abrirá tras las vacaciones de verano.

El cónclave en el que Sánchez salió entronizado de nuevo como secretario general del PSOE se celebró los días 17 y 18 de junio. Desde la primera reunión de la nueva ejecutiva federal, aquel 19 de junio, a la última antes del parón veraniego, este pasado lunes, puede observarse una clara diferencia.

Puente, Ábalos, Robles, Lastra. Sánchez no encuentra la voz adecuada para su proyecto

En aquella, compareció después el entonces flamante portavoz del PSOE, Oscar Puente. Y en la de ésta semana, lo hizo su vicesecretaria general, Adriana Lastra. Entre ambos, la cara ante los informadores la ha dado en el último mes, el secretario de Organización, José Luis Ábalos. Pero en las grandes ocasiones ha sido la portavoz en el Congreso, Margarita Robles, quien ha puesto voz a su jefe de filas. Todo un caos de comunicación que tiene noqueada a la dirección socialista.

Adriana Lastra debutó este lunes como portavoz de la ejecutiva federal del PSOE.

 

Ya cuando Sánchez anunció el nombramiento como portavoz de Puente, medio PSOE y sobre todo el susanismo, se llevó las manos a la cabeza. Y es que el también alcalde de Valladolid se distinguió durante el mandato de la Gestora por sus salidas de tono y sus más que rocosos comentarios sobre sus adversarios internos.

Sánchez no ha mostrado especial empatía con los medios de comunicación. Pocas ruedas de prensa y pocas entrevistas.

"Ábalos no ha dado la talla", apostilla un diputado socialista valenciano que le conoce bien. Y quedó sentenciado cuando propuso una quita para la deuda catalana como vacuna contra el referéndum independentista. ¿El problema? Lo propuso como portavoz de la ejecutiva sin que la ejecutiva hubiera tratado este asunto. "Una opinión estrictamente personal", le fulminó Margarita Robles, al tomar el relevo como nuevo rostro visible del partido.

Y es que Sánchez encomendó a Robles -la única en su entorno que no es militante- dar la cara tras sus reuniones con Rajoy en La Moncloa y con Pablo Iglesias en la Cámara Baja.

"Si esto no lo arreglamos tenemos un problema", se lamenta el parlamentario citado. "Y más con el manejo virtuoso que los de Podemos hacen de la comunicación política", destaca. Lo dicho, el nuevo PSOE sufre de "afonía".

 

 

 

Comenta esta noticia