La Policía Local pide extremar la seguridad en playas y respetar la distancia

Con motivo de la COVID-19 se han establecido medidas de seguridad para evitar contagios que son de obligado cumplimiento y su desobediencia puede ser sancionada por los cuerpos de seguridad que vigilan las playas.

Para ello, este año se ha habilitado un espacio de entre seis y diez metros de ancho establecido en la orilla que debe respetarse para uso exclusivo de paseo y acceso al baño y unas franjas de cinco metros de ancho para tomar exclusivamente el sol que están rotuladas en la arena y se señalizan con postes situados cada 50 metros.

El edil de Seguridad, José Ramón González, ha pedido "prudencia y extremar el cumplimiento de las medidas preventivas, respetar y mantener las obligadas distancias interpersonales, usar mascarillas, acceder por las pasarelas señalizadas y hacer caso a las indicaciones de la Policía y socorristas para evitar aglomeraciones en la arena y prevenir un rebrote de coronavirus en nuestra ciudad". Todo ello, para disfrutar "con mayor seguridad" del verano en Alicante.

En este contexto, la Policía solicita que cuando se coloquen los objetos personales se debe garantizar un perímetro de seguridad de dos metros respecto a otros usuarios a ambos lados y se recomienda el uso de sombrillas como elemento que contribuye a favorecer el distanciamiento social.

La Policía vigila los aforos en las cinco playas con un "amplio" dispositivo y, si se llega al máximo permitido, se limitará su acceso. Por ello, el Ayuntamiento recuerda que es "importante" no acceder a las playas si su ocupación es elevada y si no permite mantener la distancia de seguridad, así como respetar los cierres físicos que se puedan establecer.

Con respecto a la práctica de actividades deportivas, profesionales o de recreo, se debe desarrollar sin contacto físico, manteniendo una distancia mínima de dos metros entre los participantes y respetar las zonas acotadas con balizas para practicar deportes náuticos.

Los agentes piden que si se observa a alguna persona con problemas dentro del agua se avise inmediatamente a la Policía, al socorrista o se llame al 112, y no se lance a rescatar a nadie si no es experto en rescate acuático.

"Hay que seguir siempre las indicaciones de los socorristas y de las autoridades locales, no sobrevalorar las aptitudes como nadador, y ser muy consciente de los peligros", ha recordado la Policía Local.

Comenta esta noticia
Update CMP