17 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cerco al PP: la Audiencia convierte en un plató los juicios de Gürtel y black

La declaración de Bárcenas es una de las más esperadas.

La declaración de Bárcenas es una de las más esperadas.

Los populares se llevan las manos a la cabeza y La Sexta y Cuatro se las frotan. En una decisión insólita, el tribunal permitirá que las teles graben 24 horas. Gürtel hasta en la sopa.

Para el Partido Popular, éste será un otoño de frío polar. A los populares no les dará tiempo siquiera a saborear la victoria que todas las encuestas vaticinan a Alberto Núñez Feijóo en las elecciones del domingo, porque un día después arrancará el juicio de las famosas tarjetas black. Y sólo ocho días después, el 4 de octubre, el de la primera época de Gürtel.

Ambos se celebrarán en la sede que la Audiencia Nacional tiene en la localidad madrileña de San Fernando de Henares. Y ambos han despertado un interés mediático extraordinario, habida cuenta de la identidad de los imputados en una y otra causa: de Rodrigo Rato a Francisco Correa, pasando por Luis Bárcenas, Miguel Blesa, Ana Mato, Jesús Sepúlveda, Alberto López Viejo, Gerardo Díaz Ferrán y José Manuel Fernández Norniella, entre otros.

Ambas macrosalas van a convertirse en una especie de Gran Hermano: la vida en directo

Con ello contaba el PP, al que para más inri la pesadilla le llega en medio de las negociaciones políticas para evitar unas terceras elecciones generales. Pero con lo que no contaban los populares es con que la Audiencia Nacional permitiría convertir las macrosalas de uno y otro juicio en poco menos que un Gran Hermano: la vida en directo. 

El espectáculo está asegurado. La Sexta y Cuatro ya preparan sus especiales mientras se frotan las manos. Fuentes oficiales de la Audiencia Nacional consultadas por ESdiario confirman que habrá cámaras grabando permanentemente en las salas porque "varias televisiones" van a emitir en vivo las declaraciones de los imputados de relumbrón. De forma que España desayunará, comerá y cenará con Gürtel y las tarjetas black. Hasta en la sopa. 

Las televisiones de izquierdas han visto un filón en ambos juicios... y la Audiencia Nacional no ha puesto un solo pero, para indignación de los populares. "No hemos puesto ningún inconveniente en que las televisiones graben de continuo", sostienen las mismas fuentes del tribunal que preside José Ramón Navarro Miranda. El lema de éste, expresado hace unos días ante la prensa, es: "Absoluta transparencia desde el primer momento hasta el último".

Los populares se llevan las manos la cabeza. La retransmisión del juicio del caso Nóos los pasados meses de febrero y marzo puede ser una minucia comparado con lo que les espera a ellos. Entonces las cámaras tampoco perdieron detalle de las declaraciones judiciales de la Infanta Cristina, Iñaki Urdagarín y los demás señalados; y las televisiones emitieron programación especial con constantes pinchazos a la señal en directo de dentro de la sala. El programa Al Rojo Vivo incluso adelantó su hora de emisión.

Como si de un canal 24 horas se tratara, los ciudadanos asistirán a un constante martilleo de declaraciones judiciales demoledor para el PP. Y largo, muy largo, con la erosión que ello supone. Sólo en el juicio de Gürtel hay vistas programadas hasta marzo, así como 37 imputados y casi 300 testigos llamados a declarar.

En el de las tarjetas black deberán rendir cuentas con la justicia Rato, Blesa y otros 64 exdirectivos y exconsejeros de Caja Madrid y Bankia, aunque en este caso el PSOE, los sindicatos y hasta IU también tienen mucho que temer. No hay forma de ponerse a cubierto.  

Comenta esta noticia
Update CMP