20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Guerra sucia en Podemos: Tania Sánchez arremete contra el padre de Espinar

Tania Sánchez junto a Pablo Iglesias, en una imagen de archivo.

Tania Sánchez junto a Pablo Iglesias, en una imagen de archivo.

Sin disimulo. La lucha entre Pablo Iglesias e Iñigo Errejón se traslada a los "segundos". Después de la batalla de Madrid, los críticos atacan al vencedor donde más le duele: tarjetas black.

La guerra civil en Podemos no es ningún secreto porque hace tiempo que sus dirigentes, de un bando o de otro, no se esconden y airean en los medios de comunicación, reuniones o en las redes sociales sus discrepancias. Desde que Pablo Iglesias e Iñigo Errejón abrieran la veda y se enfrentasen por cuestiones ideológicas pero también del control del partido, sobre todo en Madrid, han sido muchos los dirigentes morados que se han enfrentado en público defendiendo una sensibilidad política u otra.

Pero la "guerra dialéctica" ha dado subido este jueves un peldaño más y lo ha hecho "gracias" a la dirigente crítica Tania Sánchez que ha aprovechado la valoración del fiscal que lleva la acusación del juicio conocido como el caso de las tarjetas black, Alejandro Luzón, para golpear duramente a su adversario político, Ramón Espinar, donde más le duele: atacando a su padre, uno de los acusados en este proceso judicial por haber hecho presuntamente uso y abuso de estas tarjetas opacas. 

Así, Sánchez ha publicado en Twitter: "La utilización de estas tarjetas tiene que ver con una actitud depredadora". Este es el resumen del fiscal del caso de las Tarjetas 'black'", acompañado de un vídeo en el que se puede ver la argumentación del fiscal. Un "puyazo" interpretado en muchos sectores de Podemos como de "juego sucio" en toda regla. 

Ramón Espinar luchó en las primarias contra Rita Maestre y la propia Sánchez (que presentaron una lista alternativa) para finalmente alzarse con el control del partido en Madrid. El padre de Espinar, consejero de Caja Madrid a propuesta del PSOE durante varios años y hasta 2010, se enfrenta a penas de cárcel por, en la acusación del propio ministerio Público, ocultar una práctica “ilegal y contraria a los estatutos” equiparable “al pillaje o la rapiña”. En concreto, Espinar padre está acusado de hacer gastos injustificados por un importe de  178.400 euros, por compras de productos y artículos de lujo como Loewe.

De momento, no ha habido respuesta por parte de los pablistas. Pero no se hará esperar dentro de este ambiente guerracivilista que envuelve Podemos desde hace meses.

Comenta esta noticia
Update CMP