Pere Mayor: "Compromís ha fracasado en su estrategia electoral"

El histórico líder del nacionalismo valenciano considera que el resultado electoral de Compromís ha sido muy deficiente.

El que fue santo y seña del nacionalismo valenciano se muestra crítico con la lectura que están haciendo sus compañeros de Compromís, en especial los del Bloc del resultado electoral de hace una semana. Pere Mayor defiende cambios en la estrategia de la coalición y apuesta por mantener el tono reivindicativo en Madrid.

-El resultado del 28-A ha sido ajustado, pero los partidos que componen el gobierno del Botànic suman mayoría absoluta de diputados y les facilita un segundo mandato. Victoria por los pelos pero victoria.

-El Botànic tiene que agradecer a Podem y Esquerra Unida que cerraran un acuerdo para concurrir conjuntamente a las elecciones autonómicas lo que ha permitido que pudieran superar la barrera del 5%. De no haber sido así... Aquellos del PSOE valenciano, que toda la vida han mantenido esa posición y que incluso han jugado a la trampa, como es el caso de Joan Lerma en su día, como estrategas, la verdad, un cero. Un desastre. Esa estrategia podría haber resultado un fracaso. Pero más allá al agradecimiento a Podemos y EU, el pacto del Botànic se puede reproducir con un PSOE que crece, un Compromís que baja y una Esquerra Unida y Podemos que, como decía, entran porque han ido juntos de la mano. En esta legislatura, los de Podemos han sido muy ingenuos ya que no han sido capaces de modificar el Estatut de Autonomía para conseguir la rebaja del listón electoral.

-El resultado de las urnas ha dejado contentos a todos los partidos de izquierda pese a que el diferencial con el centro-derecha se ha acortado respecto a las elecciones de 2015.

-El PSPV-PSOE puede estar contento relativamente. Su resultado en las Generales respecto de  las Autonómicas es bastante diferente. A la inversa es lo que le pasa a Compromís.  440.000 votos a la candidatura autonómica y, en cambio, 170.000 a la nacional. Como militante del Bloc he recibido una carta de Compromís en la que se traslada que se ha obtenido un resultado magnífico, todo perfecto, todo correcto... No sé quién ha escrito la carta (está suscrita por los portavoces de Compromís Àgueda Mico, Mónica Oltra, Giusseppe Grezzi y Joan Ribó), pero es evidente que el autor se habría tomado unos gin tonics y cuatro chupitos antes elaborarla. Y es evidente que no todo los que la firman pueden suscribirla.

No hacer una mínima reflexión... El resultado de Compromís en las Generales ha sido un auténtico fracaso. Tanto Joan Baldoví, en las Generales, como Mónica Oltra, en las autonómicas, son buenos candidatos, pero es evidente que los estrategas de campaña y lo que han llevado a cabo ha fracasado al obtener un resultado malo en autonómicas y decepcionante y muy malo en las Generales. Compromís ha realizado una campaña justamente contraria a la que tenía que haber hecho. Tenía que haber planteado a sus votantes y electores que era tan o más importante estar en Madrid que en las Corts Valencianes. Donde se corta el bacalao, donde se  deciden los presupuestos, donde se decide la financiación es justamente en las Cortes Generales, no en el Parlamento valenciano. Hemos regalado las Generales.

No podemos avanzar  en las políticas que estamos planteando en las Cortes Valencianas si no hay recursos.  Por lo tanto,  hay que explicar a la gente que es mucho más importante estar en Madrid  que en las Corts Valencianes. Y eso no se ha hecho. Seguramente sin pretenderlo, se ha hecho una campaña donde se ha acabado transmitiendo a muchos de nuestros de los votantes que votaran a Compromís en las autonómicas y en las generales a PSOE o Podemos porque daba igual.

En resumen, Compromís se lo tiene que hacer ver, tiene que tener claro si quiere realmente ser una fuerza política que quiere representar a una parte importante del pueblo valenciano y que debe ir a Madrid a plantar cara. Con un único diputado es difícil.

-¿El error ha sido no repetir la coalición con Podemos, "a la Valenciana" , como ocurrió en los pasados comicios en los que se lograron conjuntamente nueve diputados?

-Yo no era partidario de repetir el acuerdo. Lo que no acabo de entender es cómo las encuestas realizadas por el Bloc y por Compromís anunciaron un resultado que es el contrario que se ha producido. Además, curiosamente no hay reflexión, no hay autocrítica de lo que ha pasado y, sobre  todo no hay ningún responsable que se haga cargo de este resultado y asuma responsabilidad y ponga el cargo a disposición o se planteen dimisiones. Compromís, le insisto, debería hacer una autocrítica si es que le conviene.

¿Quién debería dimitir?

-Creo que los responsable de la campaña electoral deberían poner su cargo a disposición de la dirección del partido y de la coalición sobre todo.

-¿Nombres concretos?

-Mire, no sabría decirle quiénes son los que han diseñado y dirigido la campaña. No he hecho ninguna colaboración en la campaña, no me la han pedido y por lo tanto... 

-Las encuestas internas, insisto, mantenían incluso que se estaba cerca de ganar los comicios autonómicos.

-Así es. Nos gastamos dinero para hacer unos estudios... A los militantes e incluso a los medios de comunicación se le transmitieron meses antes y durante la campaña unos resultados muy diferentes a los reales. El resultado es absolutamente desastroso 440.00 votos en las  autonómicas y 170.000 en las generales. La campaña se hunde sobre todo en la circunscripción de Alicante. No  entiendo por qué no se reforzó en detrimento de la provincia de Valencia donde continuamos siendo la primera fuerza política.

-El referente de poder de Compromís está en el Ayuntamiento de Valencia. ¿Se puede perder la alcaldía el domingo 26?

-La política no es una ciencia exacta y todo puede pasar, pero en estos momentos se parte de una posición para ser la primera fuerza política del bloque de izquierda y las fuerzas de progreso, e incluso la primera fuerza a nivel global. En las pasadas elecciones fue el PP y nosotros la segunda. Creo que si las cosas se hacen bien y se plantea la campaña como corresponde, Compromís puede sacar adelante la alcaldía de Valencia así como en muchas ciudades.

Con Mónica Oltra nunca he hablado más de diez minutos

-¿La gestión de Joan Ribó le ha gustado?

-Es como en todo en la vida, hay cosas que te gustan más. En términos generales, la gestión no ha sido mala y sobre  todo teniendo en cuenta la herencia que hay, me refiero a la financiación y la estructura que tiene el Ayuntamiento. Hay una serie de departamentos en el que falta personal y la maquinaria está mal engrasada desde el principio. Se puede presentar una buena gestión y se pueden conseguir un buen resultado. Haré todo lo posible para que Ribó revalide como alcalde.

-El nuevo pacto de gobierno con Ximo Puig en la Generalitat, ¿debilitará a la larga aún más a Compromís?

-Es evidente que el primer acuerdo le ha ido mucho mejor al PSOE valenciano que a Compromís. Alguna cosas no se han hecho bien. Compromís no ha explicado bien su gestión, no se ha  sabido marcar el territorio y ahí están los datos que lo explicitan. Esa es la reflexión que tiene que hacer y que se tiene que plantear en políticas concretas en el periodo de gobierno y no solo en la campaña electoral.

Mayor posa en el interior de un comercio de su barrio dedicado a la reparación de calzado.

-Compromís debe mantener la misma "carteras" Educación y Cultura, Agricultura, Industria..

-Creo que las que ha tenido han sido de peso. Hemos tenido la mitad del gobierno valenciano. Es evidente que en el próximo gobierno igual no va a poder ser. El PSOE va a pedir una cuota más alta y parece que hay un socio (Podemos) que dio su apoyo de forma externa y ahora va a pedir  estar dentro del Consell. Aunque se pueda ampliar el número de consellerias, la competencias importantes también se tiene que repartir. Sin ninguna duda, tanto Compromís como Esquerra Unida y Podem entran con menos fuerza que en la anterior legislatura.

-A usted se le ha puesto el sanbenito de ser crítico con Mónica Oltra, si bien niega la mayor.

-La verdad es que nunca he tenido con ella ninguna discusión política ni una conversación que dure más de diez minutos. Quizá sea por mis referentes políticos o porque  se ha querido trasladar de esa forma. Personalmente no he tenido ningún enfrentamiento. Sí que he leído en algunos medios escritos que he estado en los consejos de dirección dando órdenes. Ni soy miembro ni he ido a ningún consell y hace mucho años que no soy miembro de la dirección del Bloc. Soy un militante de base.  Estamos ante una leyenda urbana. En todo caso, es evidente que podemos tener diferencias fundamentalmente como se interpretaría la estructura del Estado.

-Si le ofrecen parcela de poder en el nuevo Consell, no incluyo ser conseller ¿aceptaría?

-No creo que eso se dé. No estoy en disposición. Eso ni me lo planteo. Tampoco tengo ninguna necesidad, no creo que se produzca empezando porque una buena parte de mi partido, que es el Bloc, discreparía, aunque públicamente no quieran decirlo. No perdamos ni un minuto en esa cuestión.

-Usted fue concejal en Ontinyent durante varias legislaturas. Los socialistas han entrado en crisis al apartar en el último momento a su candidato y ex presidente de la diputación. ¿Qué pasará el día 26 en la capital de la Vall d'Albaida a ocurrir?

-El alcalde Jorge Rodríguez ha sido víctima de las palabras de su partido. Se ha producido lo que algunos vaticinamos, aunque ha sido a última hora y muy a 'arrapa i fuig'. Es evidente que tenía preparadas una siglas por si era apartado y  es evidente que el PSOE ha tirado mano de su forma tradicional de hacer una candidatura vía el sindicato UGT. ¿Qué es lo que  acabará pasado? Es muy probable que la candidatura de Jorge Rodríguez sea la más votada en el ámbito de la izquierda e incluso en general, pero difícilmente podrá llegar a la mayoría absoluta. Casi que para el panorama político de Ontinyent sería más tranquilizador en el sentido de que si Jorge Rodríguez no tiene mayoría absoluta tendrá  muy complicado gobernar. Una candidatura encabezada por un imputado, tanto el PSOE, como Compromís, Esquerra Unida y Ciudadanos, y también de alguna manera el PP, no le facilitarían un acuerdo. El caso de Jorge Rodríguez y Ontinyent tiene más que ver ya  en que ha sido presidente de la diputación y por lo tanto ha estado jugando en otra liga que no solo como alcalde. El panorama político va a complicarse sin duda alguna.

Comenta esta noticia
Update CMP