No mires a otro lado, actúa

Uno de los objetivos de esta campaña consiste en que los jóvenes traten de identificar ciertas situaciones de control y dominancia que pueden derivar en violencia



Desde el Ministerio del Interior, han lanzado la impactante campaña con el lema “No mires a otro lado”, mediante tres vídeos de realidad virtual, grabados en tecnología 3D, y que permite a los espectadores ser testigos metiéndose en la piel de la víctima, ante diferentes situaciones de maltrato:


Enfocado a la víctima: Víctima que sufre maltrato psicológico, siendo humillada por su marido o pareja sentimental en un lugar público, un restaurante lleno de clientes, interpelando a que se solicite ayuda en esos casos.”La humillación y desprecio continuo, es maltrato”


Enfocado a una persona testigo de una situación de maltrato físico: nos interpela preguntándonos si consideramos que esa situación es ajena a nosotras y nosotros, llamando a la sociedad a que actuemos. Trata de incentivar a los testigos de estas situaciones a denunciar estos delitos para que no queden tapados y salgan a la luz.”¿De verdad crees que esto no va contigo?”,” ¿A qué esperas?, ¿A que la mate?”


Enfocado a la gente joven: a través de un adolescente testigo de una situación de maltrato de pareja, el novio la agrede físicamente al no querer darle su clave de móvil. La campaña recuerda que la vulneración de nuestra intimidad con las nuevas tecnologías es violencia de género, y nos apela como terceras personas a que actuemos con el mensaje “No mires a otro lado”. ”Nadie puede controlar tu intimidad, tu pareja tampoco”,”Acceder a la información de un móvil ajeno, es delito”.


Es una campaña muy impactante y acertada. Finalizan los vídeos con tres teléfonos de ayuda al ciudadano: 091 Policía Nacional, 062 Guardia Civil y 016 Teléfono contra el maltrato. Pero ¿dónde queda reflejada la Policía Local, la Policía Foral, los Mossos de Esquadra, la Ertzaintza… en esta campaña?

Cuando son parte importante e integrante en la erradicación de la violencia machista. La policía local por proximidad al ciudadano sabemos por simple estadística que actúa continuamente en este tipo de casos. No mencionarlas es un error garrafal. Esperemos que en próximas campañas tomen nota desde el Ministerio del Interior porque da la impresión que las policías de los municipios no existen o no trabajan en este campo.
Campaña a la que quieren dar máxima difusión en todos los ámbitos, pero sobre todo en el ámbito educativo, para prevención de la violencia de género en los jóvenes, con un formato atractivo en 3D para ellos y ellas, las nuevas generaciones y que traten de identificar ciertas situaciones de control y dominancia que pueden derivar en violencia, y que no son normales, siendo relaciones de pareja tóxicas no basadas en los buenos tratos y el respeto mutuo.

Es obvio que muestren comportamientos arbitrarios que “no se deben de consentir” desde el inicio de una relación y pone el toque de alarma para que actuemos ante tales circunstancias.
Algunos mecanismos de control que no debéis permitir:

-No soporta a tus amistades, a tu familia, prefiere que estéis a solas, tratando de aislarte. Realizando este comportamiento de modo sistemático.
-Siempre es él quien decide cuando quedar, salir, a qué hora, dónde y con quién y no admite opinión de la otra parte. Mantiene las órdenes y no se pueden discutir.
-Controla tu manera de vestir, hablar, maquillarte, comportarte, intentando anular tu personalidad. A veces se mofa, otras le enfada, otras hace comparaciones. No está a gusto con ninguna forma que adoptes.
-Se muestra paternal y protector con frases: yo sé lo que es bueno para ti, yo sé lo que te conviene, sin embargo no te escucha ni atiende.
-Te hace sentir culpable para conseguir lo que quiere. Fuerza estas situaciones para hacer de ti una persona débil.
-Te chantajea si no quieres mantener relaciones sexuales, poniendo en duda tus sentimientos hacia él. Averigua que necesidades tienes, y si puede engatusarte de alguna forma.
-Te hace responsable de su infelicidad, te suele echar la culpa de sus desgracias.
-Se pone nervioso y violento cuando le llevas la contraria. Suele utilizar las amenazas como algo normalizado, usual y mecánico.
-Te dice que sería capaz de “cualquier cosa” si le dejaras.
-A veces “se calienta” y te dice que le dan ganas de pegarte o romper cosas… Muestra acciones de locura, y actitudes irracionales.
-No soporta no saber lo que haces a lo largo del día, y te obliga a que le mandes selfies. Que tu atención diaria sea para él.
-Control de las redes sociales, te pide las contraseñas y observa tus contactos y relaciones diciéndote qué debes o que no debes de hacer.


Nuestra sociedad no debe mirar hacia otro lado, porque no podemos olvidar que la violencia machista ha acabado con la vida de casi mil mujeres desde 2003, fecha en la que se comenzó a registrar las víctimas de violencia de género. Diariamente no podemos contabilizar todos los casos violentos que se producen por diversos motivos y es obvio que hay que mejorar la seguridad, los recursos disponibles. Ver artículo de “manos atadas” en el periódico las Provincias de Arturo Checa.
Actúa, no mires a otro lado.

*Grupo EmedDona.

Comenta esta noticia
Update CMP