22 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La CUP recauda fondos para que Anna Gabriel no tenga que buscar trabajo en Suiza

Anna Gabriel, este miércoles en su última aparición pública. Desde Ginebra, en Noticias Mediodía de TV3.

Anna Gabriel, este miércoles en su última aparición pública. Desde Ginebra, en Noticias Mediodía de TV3.

Los antistema, arruinados tras el 155 y su debacle electoral del 21-D, piden a los independentistas que se rasquen el bolsillo para sufragar la nueva vida "pija" de su exlíder en Ginebra.

A la desesperada. La CUP se rasca el bolsillo. O, por mejor decir, quiere rascar el bolsillo de sus militantes y simpatizantes. Los antisistema que ahora lidera desde el Parlament Carles Riera se ven obligados a pasar a vaciarse la cartera. Y emulando la llamada caja de resistencia de la ANC y Omnium han puesto en marcha una campaña de recaudación para sufragar la costosísima nueva vida de su exportavoz en Suiza.

Mientras Gabriel se procura un empleo -esa es la intención que anunció este pasado martes cuando confirmó en una diario suizo que no iba a acudir al Tribunal Supremo-, la prófuga va a tener que hacer frente a gastos muy altos para sufragar su vivienda y el onerosos cheque de residir en Ginebra. Y la minuta nada barata de su abogado suizo Oliver Peter. Según algunas fuentes, su bufete Interdroit factura entre 300 y 500 euros la hora a sus clientes.

Con este panorama la CUP se ha puesto este miércoles manos a la obra para financiar la estancia de Gabriel en Suiza, que se prevé larga, mientras se busca un trabajo. Un empleo que se antoja complicado mientras dure su peripecia legal. Con una orden de detención en España y una posible petición de asilo político en el país helvética.

Para ello, a través de las redes sociales y en sus sedes locales, el Secretariado Nacional del partido antistema y Endevant -la facción anarquista a la que pertenece Anna Gabriel- han intensificado esta iniciativa para recaudar fondos.

 "Colabora con nuestra caja de resistencia. Todos juntos somos más fuertes. Tumbemos el régimen del 78, tumbemos la represión", afirma la dirección cupera.

Una colecta, y otras iniciativas similares como conciertos, que ha provocado la reacción irónica de muchos en las redes sociales.

 

Los cuatro diputados de la CUP, del pasado 30 de enero cuando Torrent suspendió el pleno de investidura.

 

Y es que la fuga de Anna Gabriel no llega en el mejor momento financiero de la CUP. Primero, por la aplicación del artículo 155 y el consiguiente cierre del flujo de subvenciones millonarias que le llegaban desde el gobierno de Puigdemont. Y después, por la debacle electoral del 21-D, cuando pasó de 10 a 4 escaños.

Según informó ESdiario el pasado 22 de diciembre, esta perdida de 6 escaños va a ser letal para las finanzas de la CUP, que va a dejar de percibir cada año de la legislatura 717.240. Si la legislatura se completa, será en total 2.868.960 euros que los cuperos van a ser esfumarse.

Además, la estancia de la prófuga antistema se espera larga por el complicado procedimiento judicial y los recelos de Suiza a conceder la extradición a España, si el gobierno finalmente la solicita.

Por el momento, el juez Pablo Llarena solo ha firmado una orden de detención nacional contra ella. Pero un portavoz del gobierno suizo ya ha avanzado en las últimas horas que la petición de extradición será previsiblemente rechazada si se fundamenta en "motivos políticos". Es decir, la cosa va para largo.

Así que con esta situación, Gabriel encara su nueva vida en una de las capitales más caras de Europa. Eso sí, su fiesta la van a tener que pagar los simpatizantes de la CUP o del independentismo. Artur Mas ya sabe de primera mano el riesgo de esa llamada caja de resistencia. En su caso, al menos, le dio la espalda.

Comenta esta noticia
Update CMP