04 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno se escuda en Europa para evitar el nuevo lío con Trump por Huawei

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Estados Unidos no compartirá información sensible con España ni con ningún país de la Unión Europea hasta que evite la entrada de Huawei en las redes de tecnología 5G.



El Gobierno se enfrenta a otra crisis diplomática con Estados Unidos y aún está intentado digerir como afrontar sus advertencias después de que el Gobierno de Trump amenazase con dejar de compartir inteligencia con España si permite abrir sus redes de 5G a fabricantes chinos con Huawei o ZTE. Por lo que, de momento, se escuda en la UE para evitar pronunciarse al respecto.

Y es que el máximo responsable de ciberseguridad del Gobierno de Donald Trump, Robert L. Strayer, ha asegurado que estos fabricantes deben ser excluidos de esta tecnología ya que "no podemos poner nuestra información importante en riesgo de ser accedida por el Partido Comunista chino", por lo que ha instado a España y a todos los países de la Unión Europea a cerrar las puertas de esta tecnología a los gigantes tecnológicos asiáticos.

 Sin embargo, desde el Gobierno, aun no ha tomado ninguna decisión al respecto ya que se ha escudado en la creación de un panel de alto nivel para abordar la tecnología 5G y su impacto en las relaciones exteriores, que estará integrado por "personas expertas en temas donde la tecnología tiene una intersección con las relaciones exteriores", ha explicado la ministra de Exteriores, Arancha González Laya.

Así, además, para la máxima dirigente de la diplomacia española, este conflicto va más allá de los intereses de unas empresas tecnológicas u otras, sino que considera que "la tecnología es la gran batalla por la supremacía en el siglo XXI y en esta batalla hay dos actores muy grandes, China en el Este y Estados Unidos en el Oeste, cada uno empujando sus intereses, y Europa de alguna manera está en el centro", ha señalado.

Por ello, la ministra de Exteriores ha evitado posicionarse al respecto, dada la cantidad de frentes abiertos que España mantiene con Estados Unidos, como su posición respecto a Venezuela o la propia tasa Google, cuya aplicación ha tenido que demorar para evitar el aumento de los aranceles por parte del Gobierno de Trump.

El Gobierno hará lo que diga la Unión Europea

De esta manera, González Laya ha indicado que en este escenario la respuesta debe proceder del conjunto de Europa y ha incidido en que lo que tiene que hacer la UE es "abrir el zoom" y asegurarse de que, independientemente de cuál sea la empresa, haya unas reglas de juego, que actualmente no existen, en aspectos como la fiscalidad o la protección de datos, advirtiendo, además de que hay que "tener cuidado" de no hacer de esta "cuestión geopolítica" una batalla por una empresa o contra una empresa.

Sin embargo, el Gobierno de Estados Unidos lo tiene claro. No va a permitir que el gigante tecnológico pueda interceptar sus comunicaciones para ponerlas a disposición del Gobierno chino en una guerra que se lleva gestando durante meses y a la que ni España, ni de momento Europa, ha dado respuesta, pero en la que sin duda, hay mucho en juego.

Comenta esta noticia
Update CMP