01 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Rey Juan Carlos baraja volver en otoño "por la puerta grande"

El Rey Juan Carlos I

El Rey Juan Carlos I

El monarca no descarta regresar a España una vez que se vayan conociendo los futuros movimientos judiciales y las aguas vuelvan a su cauce.

Juan Carlos I tiene en mente volver a España más pronto que tarde. Seguramente en otoño una vez que la Fiscalía tome la decisión acerca del futuro judicial del monarca. Pero él esta convencido de que estos asuntos no irán a mayores, por lo que podrá volver a su país por la "puerta grande".

Así, lo ha hecho saber a sus allegados, a pesar de que desde los sectores más antimonárquicos se han afanado en calificar su marcha como una "huida" para intentar eludir el papel de la Justicia, algo que ya desmintió su abogado, Javier Sánchez-Junco, en un comunicado, cuando aseguró que Don Juan Carlos queda a disposición de la Fiscalía para lo que requiera.

 De hecho, cuando lo considere oportuno volverá, y lo hará con el consenso de su hijo, el Rey Felipe, al igual que ha consensuado su salida tras un encuentro en el que le entregó en mano la carta difundida este lunes a los medios de comunicación en el que anunciaba su decisión de abandonar España "en estos momentos".

Una medida llevada a cabo con el único objetivo de proteger la monarquía ante la presión incesante y ante las informaciones que cada día aparecían en torno a las supuestas irregularidades cometidas por Don Juan Carlos.

El Rey ya había dado los primeros pasos con la renuncia a la herencia de su padre y la retirada de su asignación mensual, pero para el Gobierno eso era insuficiente. Entonces llegaron las presiones para que Casa Real tomase cartas en el asunto. Acciones más contundentes que iban desde la salida de Zarzuela hasta la retirada del título de Rey emérito, a pesar de que en ningún momento se ha abierto proceso judicial alguno.

Volverá de forma consensuada con Felipe VI 

Por ello, tomó la decisión de dejar España, pero no de forma permanente, ni por la presión, sino con el único afán de preservar la institución en un momento especialmente delicado, para no prejudicar a su hijo ni a su nieta, con la intención de volver en función de cómo vayan avanzando los acontecimientos.

De momento, ha decidido echarse a un lado, a un destino que se intenta preservar por todos los medios. La Casa Real asegura que es una decisión que afecta a su vida privada y que no se hará publica, al igual que hizo ayer Pedro Sánchez que aseguró desconocer el paradero de Don Juan Carlos, a pesar de que se apuntó la posibilidad de que se intalase en la República Dominicana.

Pero para el Rey emérito su actual destino es solo temporal. "Un paréntesis, no unas vacaciones", explicó Alfonso Ussía en las redes sociales, poniendo esa frase en boca del propio Rey emérito. Todo depende de su devenir judicial, aunque él está convencido de que las aguas volverán a su cauce.

 

Comenta esta noticia