24 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PSOE se asusta por el caos educativo e intenta salvar a Isabel Celáa

La ministra de Educación, Isabel Celáa, en el Congreso de los Diputados.

La ministra de Educación, Isabel Celáa, en el Congreso de los Diputados.

En agosto, los gobiernos autonómicos fueron abandonados a su suerte por la ministra de Educación ante la 'vuelta al cole' con una falta de liderazgo que reconoce el propio Pablo iglesias.

El pasado mes de junio, poco después del fin del confinamiento derivado del estado de alarma contra la pandemia del coronavirus, se ponía fin al curso escolar más extraño, caótico y probablemente improductivo de la historia.

De cara al siguiente, el 2020-201, que se antojaba entonces casi un misterio, el Ministerio de Educación anunció a bombo y platillo una "guía definitiva" para la vuelta al cole que ha de completarse a lo largo de este mes de septiembre.

 

En dicho documento, el departamento de Isabel Celáa entraba en profundas contradicciones en relación con las declaraciones que la ministra había estado realizando durante las semanas anteriores. Entre ellas, algunas relativas al ratio de alumnos por clase para evitar contagios, la posibilidad de impartir clases al aire libre o el establecimiento de turnos entre grupos de alumnos para estar físicamente en el aula o recibir las lecciones de sus profesores desde sus casas, a través de videoconferencia

Celáa, tal vez pensando que ya tenía todo el trabajo hecho de cara a septiembre, se fue de vacaciones en pleno mes de agosto al igual que el presidente, Pedro Sánchez, y sus compañeros de gabinete. Todo ello mientras la curva de la pandemia volvía a ponerse cuesta arriba por el incesante incremento de rebrotes.

Algunas comunidades autónomas, especialmente las del Partido Popular, acusan al Gobierno de haberles abandonado a su suerte ante una vuelta al cole que, por culpa de esta "segunda ola" de la pandemia se ha convertido en un auténtico caos, con gobiernos regionales aplicando distintas medidas en sus territorios para afrontar el retorno a las aulas bajo la amenaza del virus.

La "guía definitiva" para la vuelta al cole publicada por el Gobierno en junio ya se había quedado, de hecho, corta en agosto, como denunciaron algunos miembros de la comunidad educativa a mediados de agosto:

 

La acusación de iglesias a Celáa

Pero a las críticas externas, se sumaron, en el primer Consejo de Ministros tras las vacaciones gubernamentales, las internas: el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, arremetió contra la ministra de Educación ante el resto de miembros del gabinete de Sánchez y la acusó de "falta de liderazgo".

El resultado de esa "falta de liderazgo" ya se ha dejado notar en los primeros días de inicio del curso escolar. Por ejemplo, en Andalucía, la semana pasada se tuvo que cerrar una escuela infantil al dar positivo la directora del centro. Y este mismo domingo, en la Comunidad de Madrid, su consejero de Educación, Enrique Ossorio ha ofrecido una cifra escalofriante: entre 2.000 y 2.500 profesores tendrán que ser sometidos a una prueba PCR tras haber dado positivo en Covid-19 en los test serológicos masivos (66.000 en toda la región) que inició la semana pasada el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso.

 

El PSOE culpa a las comunidades autónomas

Sin embargo, en el PSOE han llamado a retreta y han decidido acudir al rescate de Celáa. Para ello, han buscado unas víctimas-culpables propiciatorias: las propias comunidades autónomas a las que la titular de Educación dejó a su suerte preparando la vuelta al cole durante el mes de agosto.

Así, el PSOE ha criticado que algunas comunidades autónomas no hayan implantado las medidas que se acordaron en junio para el regreso a las aulas.

"Los niños van a incorporarse a sus respectivos colegios y creo que es el momento de lanzar un mensaje muy claro de serenidad y de responsabilidad", ha comenzado diciendo este domingo la presidenta del partido, Cristina Narbona, que ha realizado declaraciones en la sede socialista de Ferraz.

Según ha indicado, es "fundamental" que los niños puedan volver a clase de manera presencial para socializar y tener una rutina diaria, de ahí que pida "serenidad", mientras que también ha destacado la importancia de trasladar un mensaje de "responsabilidad" a las familias, los profesores, y sobre todo, a las autoridades en cada comunidad autónoma, que "son las que tienen que hacer efectivas todas y cada una de las medidas que desde el ámbito de los profesionales de Sanidad se han establecido para que los coles sean un espacio seguro".

"Lamentamos que no en todas las comunidades autónomas, esas instrucciones dadas en junio y esos recursos económicos que provee el Gobierno de la Nación se hayan implementado de igual manera", asegura Narbona, que recalca que mientras en algunas regiones se ha contratado ya a más profesores, otras no lo han hecho.

 

Por lo tanto, "el curso comienza en condiciones algo diferentes de acuerdo con los distintos territorios", concluye la presidenta del PSOE, que dice, no obstante, que "no es de extrañar", debido a la disparidad existente también en los datos epidemiológicos. Así, en aquellos territorios donde los datos sean "peores", Narbona ha reclamado un "mayor esfuerzo" para que la vuelta al cole sea lo más segura posible. 

 

El mensaje de tranquilidad de Díaz Ayuso

Por su parte la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido este domingo a los padres "que estén confiados" ante la vuelta al cole y ha defendido las medidas de seguridad ante el coronavirus con las que contarán los centros. "La vida tiene que seguir", ha sostenido.

En una entrevista en Telecinco la dirigente madrileña ha hecho hincapié en que todas las autonomías tienen un "desafío por delante" pero todas coinciden en que "los niños y los adolescentes tienen que volver a sus rutinas", tanto por ellos como por sus familias.

"Estamos en un momento muy delicado, como todo el mundo sabe, y necesitamos volver a nuestros puestos de trabajo, a buscarnos la vida, a pelear", ha declarado la presidenta.

 

Además, la jefa del Ejecutivo autonómico ha remarcado que los niños "estarán acompañados de profesores y de una comunidad educativa que da su vida para estar con ellos" y ha subrayado que los más pequeños son los que, muchas veces, "se adaptan mejor a los cambios".

Comenta esta noticia