26 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

María Jiménez sorprende a todo el mundo con una iniciativa "impropia" de su edad

María Jiménez, más activa que nunca en redes.

María Jiménez, más activa que nunca en redes.

Era algo que ya llevaba algún tiempo gestándose pero que no terminaba de arrancar. Nunca era el momento. Pero a raíz de la grata sorpresa que ha dado la cantante a propios y exraños ahí está

 

 

Cuando estás a punto de celebrar las bodas de oro como artista, bien te puedes permitir el lujo de crear tu propia marca. Es la iniciativa que tuvo María Jiménez para inaugurar oficialmente su web oficial en la que se venden productos muy variados con el sello de la sevillana. Camisetas con su cara, pendientes diseñados por la propia María, tazas con su mítico beso ya registrado hace 40 años, su libro biográfico Calla Canalla, o las cartas para el corazón son algunos de los objetos que pueden adquirir desde el fan más incondicional al espontáneo al que simplemente le haga gracia el
personaje.

Un proyecto que según nos cuenta Alejandro, el hijo de María que es quien lidera la idea y el negocio, se remonta a 2009 pero que ha sido en enero de este año cuando realmente se ha puesto en marcha: “En 2004 registramos “La Trapería de María Jiménez” pero nunca arrancamos, no encontrábamos el momento. Ha sido a raíz de ver el crecimiento que ha tenido mi madre en Instagram cuando nos hemos decidido a ponernos manos a la obra”.

Unos seguidores que ya suman 22.500 y que no paran de aumentar. Las fotos y los vídeos, muchas veces espontáneos que cuelga María, no pasan desapercibidos ante un público ya maduro que le ha sido fiel en su trayectoria artística, pero que también están calando entre la gente joven. Buen ejemplo de ello son los más de cinco millones de visualizaciones que ha tenido ¡Qué felicidad la mía!, tema que grabó con Miguel Poveda y que ha arrasado en las redes, cuyos principales usuarios son los jóvenes.

Alejandro nos confiesa que al margen del negocio que pueda suponer esta web que él lidera con la venta de los productos, su objetivo es que se mantenga muy viva la imagen de su madre, su trayectoria, su música, en resumen la historia de la artista temperamental y genuina que todos conocemos: “Deseaba exponer todo lo que tiene mi madre, sus discos, las publicaciones, sus fotos, sus trajes y algunas grabaciones. Aún tengo mucho por hacer, nos ha pillado la pandemia y nos
ha paralizado todo, pero pronto retomaremos”.

Descubrir que algunos empresarios ya explotaban sin permiso la imagen de María Jiménez plasmándola en camisetas es algo que ha tenido que parar su hijo Alejandro: “Desde hace tiempo explotaban la imagen de mi madre sin autorización, es posible que muchos de esos empresarios o diseñadores lo hiciesen sin mala intención y por desconocimiento. Me puse en contacto con ellos para negociar la colaboración y en ello sigo. De momento solo hemos cerrado con Francis Company, sus diseños me parecen muy divertidos”.

María y su hijo siempre han estado muy unidos, Alejandro siempre se posicionó incondicionalmente de parte de su madre cuando esta mantuvo eternos enfrentamientos con Pepe Sancho. Esa unión ha permanecido inquebrantable, como cuando en mayo del año pasado María estuvo tan malita y se temió lo peor, fue Alejandro quien se mantuvo a su lado en el hospital de Sevilla donde permaneció ingresada dos meses. Sin embargo, su fuerza y su enganche a la vida le hizo volver con más ganas de comerse el mundo.

No es la primera vez que en tiempos de confinamiento ESdiario contacta con la artista, esta vez nos insiste: "Me siento muy tranquila, estoy bien, me entretengo mucho con el diseño de las cosas de mi web y estoy ultimando mi próximo disco que se llamará La vida a mi manera, cantar es mi manera de expresarme", dice María . Son más de dos meses confinados y no es la vida social lo que echa de menos, su pena es saber que aún tendrá que pasar un tiempo hasta que vea a su hijo que vive en Castilla La Mancha: “Apenas salgo de casa. Pero me muero de ganas por ver a mi hijo y a mis dos nietos, hablo con ellos varias veces al día. Alejandro me pone al pequeño de dos años y tengo unas conversaciones con él me hacen reír sin parar”. Esperamos verte pronto María Jiménez.

Comenta esta noticia