16 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Drama en Podemos por el papelón de Espinar con Cifuentes a 6 días de la moción

Ramón Espinar no pudo con Cristina Cifuentes este viernes. ¿Podrá el jueves 8 en el debate de la moción?

Ramón Espinar no pudo con Cristina Cifuentes este viernes. ¿Podrá el jueves 8 en el debate de la moción?

Las alarmas han saltado después de ver lo verde que está el líder de Podemos Madrid, que será el que lleve la voz cantante de su partido en el debate de la moción de censura del jueves 8.



La comparecencia de Cristina Cifuentes en la comisión de investigación de la Asamblea de Madrid para aclarar que fue transparente la adjudicación del servicio de restauración de la Cámara al empresario Arturo Fernández en los años 2009 y 2011 sirvió este viernes a modo de simulacro de lo que puede pasar el próximo jueves. 

El 8 de junio se debate en el Pleno la moción de censura presentada por Podemos para colocar a su portavoz en la Asamblea, Lorena Ruiz-Huerta, como presidenta de la Comunidad de Madrid. Por parte de los morados intervendrán ella misma y Ramón Espinar.

Dado que la moción nace muerta, puesto que no ha recibido el apoyo del PSOE y mucho menos de Ciudadanos, a todo lo más que puede aspirar Podemos es al lucimiento propio y al desgaste de Cifuentes. Pero, después de lo visto este viernes, algunos empiezan a pensar que ni eso.

Las alarmas han saltado en el sector crítico de Podemos Madrid tras ver la actuación de Espinar en la comisión de investigación con motivo de la comparecencia de la presidenta madrileña.

Su presencia ya era novedad en sí misma, porque como le recordó el portavoz del PP, Alfonso Serrano, llevaba un año sin pisar por dicha comisión. Se ve que su cargo como portavoz de Podemos en el Senado le tiene absorbido. 

Espinar no sólo no puso contra las cuerdas a Cifuentes, sino que acabó cayendo en su propia trampa. Enrabietado, terminó su intervención preguntando a la presidenta: "¿Qué va a hacer cuando la imputen?". Cuando el juez Eloy Velasco lo ha descartado y en principio su sustituto tampoco lo hará.

Si en el aperitivo el líder de Podemos Madrid no estuvo bien, ¿será capaz de estarlo en el plato fuerte, en el debate de una moción en la que es la formación morada la que más se juega? Teniendo en cuenta, además, de que será Espinar quien abra el fuego con una intervención sin límite de tiempo. Por parte del Gobierno no está claro que sea Cifuentes la que responda, puede ser su portavoz, Ángel Garrido.

Esa pregunta se hacen a estas alturas quienes, como José Manuel López (anterior portavoz en la Asamblea), desde un principio no vaticinaron nada bueno con la llegada de Espinar a la Secretaría General de Podemos Madrid. Que sólo recibió el 50,27% de los apoyos.

Espinar no es, lo que se dice, un parlamentario brillante. En el Senado Mariano Rajoy le da todas en el mismo carrillo (aún debe de seguir dolorido de su último cara a cara en la Cámara Alta) y en la Asamblea de Madrid Cristina Cifuentes también le tiene cogida la medida. 

Así las cosas mal pinta para Podemos el jueves 8 de junio. A ver qué inventa Espinar para salir de ésta.

Comenta esta noticia
Update CMP