Luis Santamaría le hace la campaña al candidato desconocido

El PP, en un mar de dudas, se resiste a elegir candidato a la alcaldía de Valencia. Pero ya hay un aspirante que ha empezado a desgranarle el programa electoral a quien encabece finalmente.

Mientras los demás pre-candidatos del PP a la alcaldía de Valencia han ido estas últimas dos semanas a Sevilla (Interparlamentaria), Málaga (Intermunicipal), o Helsinki (Partido Popular Europeo), Luis Santamaría se ha quedado en Valencia, posicionándose en esa carrera que sus dirigentes nacionales, antes y ahora, están haciendo tan de fondo que casi parece un maratón.

A falta de que la dirección nacional decida “qué persona tiene más opciones para hacer volver al PP a la alcaldía”, Santamaría considera su “obligación” como presidente de la Gestora local “defender la labor que se hizo -cuando gobernaban la ciudad- y diseñar un nuevo discurso político para que sea utilizado por quien resulte cabeza de cartel”. Porque según él “el 54,5% de los valencianos no está de acuerdo con el gobierno del tripartito”. Es decir, Santamaría pretende, sin encomendarse a nadie, ir ofreciendo avances del programa electoral para la ciudad en los dos meses que quedan para que Pablo Casado despeje la incógnita.

Probablemente Santamaría, junto con Fernando Giner, de Ciudadanos, sea quien tenga más estudiada y pateada la ciudad desde la oposición municipal. Sin embargo el popular -a diferencia del líder naranja, que sí tiene estatus de portavoz- no goza de las preferencias de los líderes de su partido. Tampoco el portavoz municipal popular Eusebio Monzó es el favorito. En Génova. Ni la portavoz adjunta en Corts y ex-alcaldesa de Torrent María José Catalá. En el PPCV. Isabel Bonig parece buscar otro perfil, de aquí, quizá más comunicativo.

Porque Esteban González Pons tiene cada vez más números para no venir. A la caída política de María Dolores de Cospedal, que los mentideros de Madrid situaban antes de las filtraciones de Villarejo como cabeza de lista europea del PP, hay que sumar la elección este jueves de Manfred Weber para que compita en representación del PPE a la presidencia de la Comisión Europea.

Con el alemán en la carrera por el gobierno de la Unión, y sin la competencia de la ex-presidenta manchega, al valenciano se le despeja el camino a la presidencia del grupo popular en el Parlamento Europeo. Hasta ahora Weber era presidente y González Pons vicepresidente. Y para eso conviene que Pablo Casado libere al dirigente de las camisas blancas de su posible regreso a Valencia y le elija como cabeza de cartel de su euro-lista.

Mientras tanto Luis Santamaría va haciendo marcha. Desde hace dos fines de semana está señalando lo que califica de “puntos negros de la ciudad”, como la concentración de la prostitución y la falta de equipamientos en determinadas zonas, pero sin limitarse a la crítica, avanzando “ejes que iremos concretando a medida que vayamos desgranando nuestro programa electoral”, ante el “fracaso” del equipo de gobierno en “servicios municipales básicos”, como limpieza, plagas, movilidad, botellón, “okupación”, y “permisividad con el tráfico de drogas”.

Promesas formales para recuperar votos de las personas mayores

Santamaría ha aprovechado este jueves la celebración de la Setmana de les Persones Majors para criticar que el Ayuntamiento que preside Joan Ribó sólo preste atención a este colectivo, que supone 1 de cada 5 empadronados (164.000) en la ciudad de Valencia, una semana al año. Según Santamaría los equipamientos para las personas mayores “los puso en marcha el PP porque el tripartito no ha realizado ni uno”, y las actividades deberían celebrarse en los barrios, no sólo en la plaza del Ayuntamiento, que este jueves se ha llenado de música y bailes colectivos de jubilados.

El pre-candidato popular ha “garantizado” que las 42.000 personas que viven solas en Valencia “dispondrán de servicios de emergencia y teleasistencia” si gobierna el Partido Popular. También este miércoles anunció que el Partido Popular “está en disposición de comprometerse a la creación de hasta 13 centros para la atención de mayores dependientes y cuyos recursos sean gratuitos”. Santamaría ha acusado a la portavoz y candidata socialista, Sandra Gómez, de “engañar a los mayores con promesas que no ha cumplido en cuatro años”, en referencia al anuncio realizado por Gómez en el que aseguraba que eliminarían el copago en los centros de mayores y al hecho de que “no se haya construido ni un solo centro” en este período.

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP