18 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cazado: Revilla oculta el dinero que gana con sus libros mientras se hace de oro

MIguel Ángel Revilla durante una de sus múltiples intervenciones en "El Hormiguero".

MIguel Ángel Revilla durante una de sus múltiples intervenciones en "El Hormiguero".

Resulta irónico que el último se titule "Sin censura" teniendo en cuenta que el presidente cántabro se niega a hacer público su contrato con la editorial Espasa y el resto de ingresos.

El último libro de Miguel Ángel Revilla se llama Sin censura, pero irónicamente ha destapado lo poco transparente que es el presidente de Cantabria, que por el momento se niega a detallar sus ingresos públicos y sobre todo privados, así como sus bienes.

A propósito del lanzamiento y promoción de Sin censura, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha retado públicamente a Revilla a que dé a conocer cuánto dinero le reporta la venta de sus libros, puesto que va por el quinto en los últimos seis años:

Sin censura (2018), Ser feliz no es caro (2016), Este país merece la pena (2014), La jungla de los listos (2014) y Nadie es más que nadie (2012).

Todos ellos publicados con la editorial Espasa, con la que tiene un contrato que nunca ha detallado, pero que mal no le debe de pagar porque es una de sus firmas estrella. Y teniendo en cuenta que, como recordó De la Serna, Revilla faltó a la presentación del ferry entre Santander y Cork (en Irlanda) porque estaba promocionando su libro en un programa de televisión; y a un acto del Gobierno central con 50 millones de euros para Cantabria porque tenía una firma de ejemplares de Sin censura.

Revilla no sólo no ha recogido el guante del ministro y exalcalde de Santander, sino que se ha limitado a responder que sus ingresos por la venta de los libros son legales y que no tiene que dar más explicaciones. "Todo lo que hago es legal, en A. Montoro lo sabe bien y tiene un chollo conmigo", señaló el lunes.

A renglón seguido acusó a de De la Serna de haber empezado la campaña electoral contra él demasiado pronto por orden de Mariano Rajoy. Pero del dinero no habló, él que siempre está con la transparencia y la ejemplaridad de los políticos.

Lo cierto es que los ingresos y bienes del presidente cántabro son un misterio para sus ciudadanos. Su formación, el Partido Regionalista de Cantabria, no los publica en su página web, a diferencia de lo que hacen otras formaciones como el PSOE y Podemos con todos sus cargos públicos.

Tampoco en el Parlamento de Cantabria esa información es accesible. Se supone que Revilla y el resto de diputados entregan a la Cámara una declaración de bienes patrimoniales, intereses y actividades, pero según explican a ESdiario fuentes de la misma de momento éstas no son públicas.

Ni siquiera el Gobierno de Cantabria publica lo que tienen y ganan sus altos cargos. Se supone que también entregan una declaración al Registro de Bienes y Derechos Patrimoniales, pero este tiene "carácter reservado". Y sólo salen del Registro si reclama la información el Parlamento, un juez, la fiscalía o el Defensor del Pueblo.

La única información pública es ésta, donde Revilla reconoce cobrar dietas de la Cámara regional y tener un contrato con Espasa, pero ni a lo uno ni a lo otro le pone cifras:

Hace unos meses el presidente cántabro contó el El Hormiguero (programa al que ha ido en once ocasiones porque es un filón de audiencia) que su nómina asciende a 3.400 euros al mes en 12 pagas.

Sin embargo no habló del suculento contrato con Espasa, que mal no debe de irle teniendo en cuenta que solamente de su primer libro, Nadie es mejor que nadie, se han publicado ya 37 ediciones.

Comenta esta noticia
Update CMP