15 de diciembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Lo que le han impedido a Urdangarin hacer durante sus labores de voluntariado

El director del Hogar Don Orione, donde el marido de la infanta Cristina acude dos días en semana desde la prisión de Brieva ha aclarado las sospechas sobre una foto inquietante del ex duque

El marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, lleva un par de semanas desarrollado labores de voluntariado en el Hogar Don Orione de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. Todo un respiro -16 horas a la semana- para el ex duque de Palma, que lleva más de un año cumpliendo condena en la cárcel de Brieva, en la soledad más absoluta, por su condena por el caso Nóos.

Por el momento esos son los momentos de libertad de los que goza el cuñado de don Felipe mientras cumple su pena de 5 años y diez meses de prisión. Y se trata de un permiso judicial de voluntariado que ha dado lugar a todo tipo de especulaciones.

 

Las informaciones acerca de las tareas que lleva a cabo Iñaki o la posibilidad de que se comunique con el exterior no han parado de sucederse. Para zanjar cualquier tipo de polémica, Francisco Sánchez, director del centro ha querido aclarar que Urdangarin no tiene posibilidad de acceder a un teléfono móvil o a internet desde el hogar.

 

La imagen que hizo saltar todas las alarmas

Y es que las últimas imágenes del cuñado del Rey con un reloj inteligente hicieron saltar todas las alarmas. Aunque ya se explicó que el aparato no estaba conectado a ningún teléfono, Francisco Sánchez ha asegurado que Iñaki se dejará "el reloj en la cárcel para que no haya dudas sobre el tema de la comunicación".

Además, el director ha explicado a Europa Press que"la redes del centro están protegidas con contraseña y las normas de régimen interior del hogar Don Orione prohíben el uso de móviles a trabajadores y voluntarios ya que sus labores se deben centrar en la atención y cuidado de personas".

Y en los próximos días la estructura del centro cambiará porque se incorporarán unas lonas oscuras en las rejas, una situación motivada"por las quejas de algunos familiares que usan esos patios de recreo que han visto alterada su intimidad por los gritos y presencia de periodistas en la calle. Iñaki de momento utiliza pasillos interiores para realizar sus labores".

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP