Sanguino cree que Barcala "volverá a llegar tarde" con el presupuesto para 2021

El portavoz municipal, Paco Sanguino, ha opinado que "a este paso el bipartito volverá a llegar tarde y perjudicar a la ciudad en un año crucial por la pandemia".

Según han comentado en un comunicado, "en 2019, Luis Barcala se comprometía a tener los presupuestos antes de que finalizara el año. Este año ni si quiera hay compromiso y se conforma con expresar el deseo de tenerlos 'antes de que finalice el año'".

Para los socialistas, es "lamentable que la situación empeore año a año, más aún teniendo en cuenta la situación de pandemia que atravesamos".

"El daño que se ha producido a la ciudad por la incapacidad de Barcala de diseñar y negociar los presupuestos siquiera con sus socios de Gobierno es claro. De tenerlos a diciembre, como es el caso de ciudades tan importantes como Elche, a no aprobarse hasta junio ha supuesto en primer lugar una falta de respuesta a la pandemia y un conjunto de modificaciones sobre la marcha por causa de la covid-19", han explicado.

Para Sanguino, "lo que es más grave es que Barcala se haya pasado este año haciendo oposición al Consell y al Gobierno mientras él era incapaz de diseñar unos presupuestos, incapaz de consensuarlos con los grupos políticos, a la vez que tenía abiertos todos los frentes y prorrogadas unas contratas que pueden ascender en su gestión a más de 80 millones: el servicio de limpieza de la ciudad, el de limpieza de centros educativos y dependencias municipales (que vamos a impugnar), el de limpieza de parques y jardines y el de transporte".

"Es increíble que Barcala tenga todas esas contratas abiertas, pagando fuera de contrato, una de ellas investigada y denunciada por funcionarios, mientras él se dedica a criticar a otros responsables políticos que sí van cumpliendo con sus ciudadanos. El cinismo de este alcalde no conoce límites", ha proseguido.

En ese sentido, ha sostenido que no confía en que los presupuestos para el año que viene lleguen antes de fin de año: "Barcala quería tener aprobado el cuarto cambio de presupuesto (aquel que debe cumplir con el dictamen de la recuperación de la ciudad aprobado en junio) mediante un pleno en agosto. En agosto se fueron de vacaciones y vemos con estupefacción que el cambio de presupuesto será tratado como muy pronto a final de septiembre, de modo que no será efectivo hasta octubre, a poco menos de tres meses de que finalice el año. Mientras, Barcala se dedica a enredar en la FEMP con el tema de los remanentes".

800.000 euros

Además, ha criticado que se les citara para abordar la cuarta modificación de créditos "sin especificar nada" y un día después se anuncie una inversión de 800.000 euros y "sin mencionar que necesita nuestro voto".

Por ello, ha criticado que no se pusiera esa cifra sobre la mesa, dado que "podríamos haberlo aprobado allí mismo sin más dilación o haber aceptado incluso una cifra mayor a esa. Barcala sigue tratando de engañar y ha terminado regateándose a sí mismo".

Asimismo, ha recordado que el remanente existe por "falta de cumplimiento del presupuesto de 2019".

Comenta esta noticia