20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Saúl Ortiz

    El Coso Rosa

    Repaso con agilidad torera los embistes de diestro y siniestro sin que me tiemble el estoque, con el que me enfrento a los morlacos bravos y a los mansos. Me gustan las tardes de gloria, aunque a veces la vuelta al ruedo sea, más bien, una desvergüenza. Entraré siempre a matar aunque antes me deba persignar.

La viuda de Manolo de Vega se enfrenta a la ruina económica y personal

La viuda de Manolo de Vega no levanta cabeza.

La viuda de Manolo de Vega no levanta cabeza.

Las desgracias nunca vienen solas. Tras la muerte del humorista Manolo de Vega, su viuda se enfrenta a una dramática situación económica que puede hacerle perder todo.

Manolo de Vega murió con el sufrimiento clavado en su mirada. Demasiados golpes de una vida injusta que le llevó a sufrir desde la doble amputación de sus piernas a enfermedades coronarias que acabaron por vencerle. Tras su fallecimiento, la situación personal de Juani, su viuda, es realmente complicada. Son muchas las deudas que acucian a una mujer, entregada en vida a su marido, que se enfrenta ahora a la ruina económica y emocional. 

La Seguridad Social le reclama cerca de 5.000 euros porque, según la documentación que obra en su poder, Manolo de Vega no cumplió con los mínimos establecidos en 2013. Se trata de una cantidad a la que Juani no puede hacer frente: "No sé cómo quieren que pague algo que, primero fue competencia de mi marido y, segundo, que no tengo dinero con la pensión que percibo", declara a ESdiarioJuani intenta sostener la situación como puede. Sin embargo su voz se quiebra al otro lado del teléfono. Masculla maldiciones al tiempo en que enjuga sus lágrimas.

Los pensamientos funestos se agolpan en la cabeza de Juani ante sus graves problemas económicos

Entre sollozos advierte que no sabe cómo va a poder seguir viviendo: "Veo mi horizonte completamente negro. Es imposible que pueda salir adelante". Su desesperación es evidente. Solo hace falta escucharla con detenimiento. Las posibilidades que contempla son tan funestas como preocupantes. No son asunto baladí los pensamientos que se le cruzan al amanecer. Pero ella es una mujer fuerte. A su lado, su sobrino Manuel, le impide que cometa una de esas locuras que le apartarían de todo. Es su refugio en estos tiempos difíciles en los que las desgracias parecen encadenarse. 

Pero los problemas de Juani no acaban aquí. Hace ya algunos meses la primera mujer de Manolo se volvió a cruzar por el camino para solicitar parte de la pensión de viudedad que le corresponde tras una breve y convulsa relación sentimental: "No hay derecho a lo que hizo. Ha demostrado realmente ser muy mala persona porque, además de que no tenía relación con mi marido, dejarme con 250 euros de pensión es inadmisible". 

Comenta esta noticia
Update CMP