21 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez remató su gira americana con un golpe más a su propia imagen

Sánchez con el gobernador de California, Jerry Brown

Sánchez con el gobernador de California, Jerry Brown

El presidente del Gobierno atraviesa una situación precaria. La prensa se soliviantó en el final de su periplo. La responsabilidad sólo fue suya.

En el suma y sigue de polémicas, el Gobierno acusó recibo de las revelaciones sobre Dolores Delgado y Pedro Duque que han situado, por elevación, al Presidente en una crisis de credibilidad sin precedentes. Precisamente, Pedro Sánchez lo puso en evidencia de forma tan nítida como llamativa. Lo hizo en el cierre de la gira americana.  

El paso del Presidente por California estuvo cuajado de citas. A saber: Reunión en Sacramento con el gobernador, Jerry Brown, conferencia en Los Ángeles en la Universidad del Sur o visita a una incubadora de empresas de tecnología limpia. Sánchez trató de aparentar normalidad ante las cámaras. No obstante, optó por permanecer al margen del escrutinio mediático. Sin posibilidad alguna de que los periodistas pudiesen acercarse a él.  

En La Moncloa han llegado a asegurar ser conocedores de “dossieres” de todos y cada uno de los miembros del Consejo de Ministros

La prensa desplazada desde España se soliviantó incluso cuando el jefe del Ejecutivo trastocó su agenda, de tal forma que evitó un encuentro informal previamente comprometido. Que cada cual extraiga sus conclusiones, pero es fácil resolver que Pedro Sánchez prefirió volver a casa sin regustos amargos por verse obligado a salir al paso de la descomposición de su Gabinete. Fue, a todas luces, un error eludir ofrecer su versión personal de los acontecimientos. Sólo puede entenderse por el estado de nervios en el que ha entrado su equipo. 

"Tenemos un problema"

Una equivocación, cuanto menos, que aumentan la frustración en el propio PSOE. Lo que está ahora en juego, tal y como recuerdan sotto voce numerosas voces, es la trayectoria del partido y de muchos candidatos que se la juegan en las urnas en mayo de 2019. “No se puede negar que tenemos un problema”, aseveran en los territorios. La respuesta de Sánchez no puede consistir en fabricarse la coartada de la victimización frente a un intento de derrocarlo dañando en lo personal a su equipo.  

Escapismo

En La Moncloa han llegado a asegurar ser conocedores de “dossieres” de todos y cada uno de los miembros del Consejo de Ministros. Una documentación en la que engloban las revelaciones contra Delgado y Duque. El intento de zafarse de esta guisa, como víctima de una conspiración, sólo muestran ante la opinión pública a un Gabinete acorralado en la esquina del ring. La idea de Pedro Sánchez es salvar el día a día como pueda. Tal muestra de escapismo corre el riesgo de convertirse en un letal elemento de inestabilidad.  

Todo lo contrario de las pretensiones propagadas por Sánchez con su desembarco en La Moncloa. 

Comenta esta noticia
Update CMP