César Sánchez coloca en Calpe una bandera de España en su despedida como alcalde

Bandera de España en la plaza Colón de Calpe

Bandera de España en la plaza Colón de Calpe

El gobierno del PP de Calpe apuesta por el rojigualda. El hasta ahora alcalde del municipio y presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha tomado su última decisión como primer munícipe de la localidad colocando una gran bandera de España en la explanada de la Plaza Colón, cerca de la fuente, uno de los lugares más fotografiados y frecuentados de la localidad. 

Imagen de la bandera en la explanada de Plaza Colón de Calpe junto a la fuente

No es la primera vez que este municipio alicantino hace un homenaje a los símbolos patriotas. En la calle Puchalt de Calpe, la más significativa del centro histórico por los colores rojo y amarillo de sus escalones, el ayuntamiento ya instaló hace justo dos años, unos treinta maceteros de color blanco y ribeteados con la bandera de España, aprovechando la celebración de la Semana Santa y las procesiones del municipio. 

Pero, con la colocación ahora de esta bandera en la plaza de Colón, el gobierno de César Sánchez podrá presumir aún más de su inflamado patriotismo en esta legislatura y Calpe será conocida, por banderas, como una de las ciudades más españolas del mundo. 

César Sánchez es el cabeza de lista del PP al Congreso de los Diputados por la provincia de Alicante,  en sustitución del ex ministro José Manuel García Margallo, que lideró la candidatura del PP durante las dos últimas elecciones generales celebradas en 2015 y 2016 después de la larga etapa de Federico Trillo.

Pablo Casado recurrió a él hace unos meses en una circunscripción clave para el resultado de los comicios. En Alicante se reparten doce parlamentarios en Madrid, la quinta provincia con más representación en el Congreso.

El también presidente de la Diputación refuerza su posición como el hombre fuerte de Casado en la provincia de Alicante. La maniobra que coloca a César Sánchez con escaño en Madrid, el único cargo que le faltaba en su ya dilatada carrera política, no le impedirá, al menos en principio, volver a jugar la carta de la Diputación. Y es que Sánchez concurrirá también a las elecciones municipales del 26 de mayo, en el número 3 de la lista en el pequeño municipio de Llíber -menos de 1.000 habitantes-, con el objetivo de compatibilizar su escaño en la Cámara Baja con la reelección al frente de la institución provincial.

De este modo, el popular confirma su deseo de compatibilizar su previsible elección como diputado en el Congreso, en Madrid, con la posibilidad de seguir cuatro años más al frente de la Diputación Provincial.

Comenta esta noticia
Update CMP