31 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un ex juvenil admite que lesionó a un compañero para debutar con el Liverpool

Tom Brewitt

Tom Brewitt

Tom Brewitt reconoce que buscó dañar a Daniel Cleary durante un entrenamiento para jugar con el primer equipo. "Era él o yo", ha afirmado.

Corría la temporada 2015-16 y el Liverpool sufría una plaga de lesiones que se concentró en el centro de su defensa. Sin mayores refuerzos en el primer equipo, Klopp se veía obligado a mirar hacia abajo y tirar de la cantera. Mientras, entre los jóvenes que podían tener esa oportunidad, había uno que estaba trazando su plan para ser el elegido. Tom Brewitt sabía que por encima de él estaba Dan Clearly, el mejor central del juvenil. 

El partido de la FA Cup del Liverpool frente al Exeter City estaba cerca y era él el que tenía que debutar con el primer equipo. Unas semanas antes del encuentro, Brewitt no lo dudó. En un entrenamiento se fue directo a por Clearly, con una fea entrada que consiguió lesionarle. Todo había salido a la perfección. El parte médico indicó que su compañero sería baja durante al menos los próximos 15 días. 

"Iba a hacer lo que fuera necesario para jugar. No me importaba si eso significaba lastimar a alguien o arruinar una relación que tenía. Tomé la decisión, era él o yo, así que fui tras él en el entrenamiento. En un entrenamiento antes de Navidad. Esperé una fracción de segundo y entré tarde al balón. Fue una mala entrada. Sabía que era una mala entrada, lo hice a propósito y no estoy muy orgulloso de ello"", ha explicado en Football Journeys Podcast. 

No obstante, Brewitt nunca llegó a jugar bajo las órdenes de Jürgen Klopp. Él acabó siendo el elegido, sí, pero cuatro días antes de su debut chocó con un compañero y sufrió una conmoción cerebral. Lo llamaban karma. 

Comenta esta noticia