Ley del Juego: Los bares con tragaperras lejos de colegios y polideportivos

Eliminar las máquinas de apuestas y restringir la localización de las máquinas tragaperras y de los lugares con este tipo de ocio son algunas de las propuestas que se llevarán a cabo

Jose Muñoz, Gabriela Ferrer y Ferran Martínez, como representantes del PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem, han presentados las enmiendas de la Ley de Juego. Una ley que se alza ante el alarmismo social por el aumento de la adicción al juego.  En palabras del portavoz, Ferran Martínez, ante "la epidemia del juego".

Las medidas que se presentan están estructuradas en tres pilares: la prevención de la ludopatía, la regulación del mercado y la prohibición de la publicidad de estas actividades. Desde los partidos que integran el Botànic quieren establecer una distancia mínima entre los locales de juego y los bares con máquinas tragaperras respecto a centros deportivos, educativos y sanitarios. Una distancia que se ha fijado en 850 metros.  Además, otra de las medidas que lanzan es la eliminación de las máquinas de apuestas

La publicidad también ha cobrado una gran importancia dentro esta ley. Ante su objetivo de prevención, la restricción de toda aquella publicidad y anuncio estratégico que promuevan este tipo de juego se ha presentado como una necesidad. Con este mismo objetivo, el grupo quiere establecer incentivos fiscales para aquellos medios de comunicación que hagan propaganda  bajo los ideales de la Ley de Juego.  "Hemos intentado ser lo más rigurosos posibles" declara José Muñoz.

El Botànic asegura que su objetivo es una ley de máximos en el que se cubran todas las  besantes existentes.  Según han explicado, "los ejes que consideran fundamentales se basan en un absoluto acuerdo entre los distintos grupos que forman el Botànic. Se ha buscado la coherencia interna para no dejar huecos". 

Estas medidas se establecen ante la preocupante situación de la actualidad, afirman los portavoces. En los últimos años se ha producido una multiplicación de los salones de juegos y la tasa de adicción por parte de los jóvenes y menores se ha triplicado; una actitud que Ferran Martínez relaciona con la laxa regulación de este sector en España.

Gabriela Ferrer ha señalado que el objetivo de esta ley es conseguir un equilibrio en el juego, la protección de la salud pública y la prevención de la ludopatía.  Ferrer ha hecho especial hincapié en el sector de los jóvenes.

Comenta esta noticia