16 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

"Yo mandaba sin que me hubieran votado, igual que Pedro Sánchez"

Entrevistamos en exclusiva y desde ultratumba al Generalísimo, con la participación estelar de su ahora amigo el presidente de la República. Lo repasan todo, sin lengua en los pelos.

 

 

 

El Pato Cojo ha logrado en rigurosa exclusiva una entrevista con el General Franco, con la intermediación de una médium y la ayuda de Pilar, la señora más franquista de España, en calidad de intérprete del militar. Consciente de la importancia del documento, este cronista la transcribe tal y como ocurrió, respetando los giros, silencios y ruiditos del Caudillo en el transcurso de la conversación, así como algunas interferencias del más allá.

- Caudillísimo, Generalísimo, Dictadorcísimo, ¿cómo prefiere que le llame excelencia?

- Paco, Pato. Me refiero a que yo soy Paco y usted Pato, no lo confunda.

- Cuac. ¿Qué le parece lo del traslado?

- Pues si le digo la verdad estoy ya hasta los huesos del Valle de los Caídos. Es un no parar de gente, no pego ojo y aquí no puedo estirar el brazo cada vez que un turista me saluda. Además, en la Sierra hace mucho frío en invierno y mucho calor en verano. No es lo mejor cuando estás en el más allá.

- ¿Dónde le gustaría reposar eternamente?

- En Ibiza. Y si no hay sitio, que me han dicho que está a tope, en Ceuta, con mi guardia mora.

-El nuevo presidente va a aprobar su exhumación por decreto ley, así que en pocas semanas le sacan a usted de ahí, cuente con ello.

- Me parece bien, ya era hora, coño. A ver si se acuerdan también de Calvo Sotelo, que lo asesinaron y eso estuvo feo. Nos pusimos a pegarnos tiros luego unos y otros, que una cosa lleva a la otra, y la liamos pardísima. Aquí abajo nos hemos arrepentido mucho todos, fíjese que mis víctimas y las de Paracuellos hacen todo juntos desde hace 50 años y cada vez que nos ven a los que mandábamos nos dicen "Ya os vale" y nosotros respondemos "Pues sí" siempre. 

He creado escuela, en España sigue sin hacer falta que te voten para gobernar

- Paco, le hago ajeno a la actualidad política de España, ¿me equivoco?

- No se crea, aquí se oyen muchos chismes. Me han contado que las cosas no han cambiado mucho. Yo mandaba sin que me hubieran votado los españoles, y al que está ahora tampoco. He creado escuela, ya ve.

- Pero le apoyan los separatistas catalanes...

- Y a mí también. De no ser por ellos y las que liaban en Cataluña yo no hubiera ganado la Guerra Civil. Les estoy muy agradecido y todo lo que puedo decir de ellos es bueno. También de Largo Caballero y otros revolucionarios, que le hicieron la vida imposible a Manuel Azaña. Aún no lo ha superado y necesita apoyo constante para darse un respiro.

 

- ¿Pero habla ahí con el presidente de la República?

- Ah sí, mucho. Tenga en cuenta que las pasamos canutas los dos y aquí en la eternidad se relativizan mucho las diferencias. Yo le llamo Manu y el a mí Franky, fíjese si hay confianza.

- ¿Y cómo ve Azaña el tema en España?

- Se lo paso y que le diga él.

- Dígame, aquí el presidente de la II República.

- Hola, excelencia.

- Salude al Rey de mi parte, es lo único serio que tienen ustedes ahí ahora. Y dígale al Garzón ése que la República es para mayores.

- No me diga que se ha hecho monárquico, señor Azaña.

- Yo siempre quise orden y luego paz, piedad y perdón. Pero entre la UGT y Franky no hubo manera. Ahora cuando nos juntamos a echar un mus o a leer El Pato Cojo lo decimos mucho, qué pena no poder volver atrás. Le paso a Paco, que me viene por ahí Companys y si me pilla no me suelta en tres días con lo de Cataluña y ese rollo. No sabe usted lo que es soportar a un independentista para el resto de tus días.

 

Azaña y Franco, en el más acá

 

- ¿Pato? Aquí Paco de nuevo.

- Ahora vuelve a a haber mucha gente con lo del "Una, grande y libre".

- Ya sabe que todos los estadistas tienen unas cuantas frases hechas. Es como lo de "mayoría social" que ahora utilizan ustedes. No hay que tomárselo tan en serio, cada época tiene sus modas y hay que saber superarlo. Yo no fusilo desde hace mucho, por ejemplo.

Espabilen y restituyan a todas las víctimas, coño, llevan 40 años a boinazos

- ¿Le parece bien rescatar a los muertos de fosas y cunetas?

- Pues claro hombre,  lo que no entiendo es que lleven ustedes pegándose boinazos 40 años a mi costa y no hayan sacado a nadie de ahí. Espabilen, coño, ¿con quién cree usted que está hablando?

- Con el Caudillo, por Dios y por España.

- Ahora por Ibiza.

- Oyéndole se hace raro que en 2018 siga habiendo antifranquistas...

- Yo tampoco lo entiendo, si le digo la verdad. Es como si siguieras viendo 'Los ángeles de Charlie' cuando tienes ahí Fariña a tope. ¿Pero son tan carcas los jóvenes políticos de ahora? ¿Ése que se ha mudado a El Pardo no era muy moderno?

- Es a Galapagar, Caudillísimo, y sí es moderno: lleva coleta.

- Muy bien, como los toreros. Salúdele de mi parte y hágame un favor. Dígales a todos que me dejen en paz de una puñetera vez y me envíen un autobús del Imserso para llevarme a la costa. Del resto ya me encargo yo: usted no se meta en política, hágame caso que a mí me fue bien así.

- Gracias Generalísimo, ¿alguna última observación?

El juez con guardia civil,
por los olivares viene.
Sangre resbalada gime
muda canción de serpiente.
Señores guardias civiles:
aquí pasó lo de siempre.
Han muerto cuatro romanos
y cinco cartagineses.

- ¿Mande?

- Es del Romancero Gitano, de Lorca, otro que está hasta los huesos del baile. Déjennos descansar que yo a ustedes les dejo en paz. Hasta luego Lucas.

- Ése es mi primo, sí, eternas noches, vuecencia.

Comenta esta noticia
Update CMP