El alcalde de Xirivella señala a Pedro Sánchez la ruta a seguir y lanza un aviso

"Su camino es una continuidad lógica del pacto de Xirivella", afirma quien organizó , en noviembre de 2016, el acto que supuso el resurgir del actual presidente del Gobierno

En un día de diluvio de noviembre de 2016, Pedro Sánchez inició el camino de regreso a la Secretaría General del PSOE y, a continuación, el que lo ha encumbrado como presidente del Gobierno. Ese primer paso lo dio en la localidad valenciana de Xirivella, en un acto multitudinario que coordinó el alcalde local, Michel Montaner. Aquella experiencia y sus consecuencias las relata Montaner en su libro ´El espíritu de Xirivella´.

El primer edil de esta población de l´Horta Sud ha ido desde entonces desgranando las zancadas del líder al que ayudó a renacer. Escruta cada logro y lo analiza. Además, ha estado junto a Pedro Sánchez en momentos clave de este último trienio.

Por ese motivo, como observador de una realidad que ya auguró en su libro, sostiene, en un artículo publicado hoy en el diario Levante, que "el gobierno conformado por Pedro Sánchez en coalición con Unidas Podemos no deja de ser, más allá de su condición inédita en lo que se refiere a la gobernanza del Estado, una continuidad lógica y coherente de los pactos suscritos en la Comunitat Valenciana o, sin ir más lejos, en Xirivella".

En 2015 Montaner logró la alcaldía con un acuerdo casi en el último minuto con Compromís en el que suscribían una alternancia en la vara de mando después de unas elecciones que ganó el PP. En 2019 ya venció con holgura el PSOE y, aunque ha rubricado también pacto con la coalición compromisaria, sus nueve concejales le aseguran la alcaldía los cuatro años de mandato.

En esta misma reflexión publicada hoy, el primer edil de Xirivella recalca que "al PSOE lo acucian los problemas de siempre: su perfil federalista y su obstinación en respetar y entender las singularidades identitarias de cada territorio. Le convierten en presa fácil de un discurso torticero y ramplón que enfrenta maliciosamente la patria con su diversidad y la defensa de la nación con el sentido de Estado".

Resta fuerza al independentismo, al afirmar que "ha constatado la falta de apoyo internacional a su causa y las carencias jurídicas de su planteamiento". A continuación marca la senda en este sentido del propio Pedro Sánchez con una advertencia. "Ningún presidente en La Moncloa, de izquierdas o de derechas, está capacitado para segregar el Estado o habilitar caminos en esa dirección. La sombra de la prevaricación, cuando no un delito mayor, acecharía de forma instantánea al gobierno".  

 

Comenta esta noticia
Update CMP