30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado viaja a Bruselas de urgencia en busca de ayuda para detener a Sánchez

Pablo Casado junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Pablo Casado junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Tenía previsto intervenir en el debate del Congreso, pero ante la gravedad de la reforma del CGPJ que trama el Gobierno decidió asistir a la cumbre del PP europeo y lanzar un "mayday".

Pablo Casado busca la complicidad de sus socios del poderoso Partido Popular Europeo, el más numeroso de la Eurocámara, para frenar los planes de Pedro Sánchez de rebajar la mayoría de elección de los miembros del CGPJ y así orillar al PP. 

El presidente del PP viajó este jueves de imprevisto a Bruselas para participar junto a sus colegas en una cumbre del PPE -previa al Consejo Europeo en el que participa Sánchez- en compañía del secretario general de los populares españoles en Europa, Antonio López Istúriz

Inicialmente Casado no tenía previsto asistir in situ, sino a través de videoconferencia. Pensaba, por contra, quedarse en Madrid para dar la réplica al Gobierno en el debate (sin votación) sobre el estado de alarma decretado por el Ejecutivo el pasado viernes en la Comunidad de Madrid contra la voluntad de Isabel Díaz Ayuso

Sin embargo, en vista de la gravedad de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial planteada por el PSOE y Unidas Podemos, y al saber que no iba a ser Sánchez sino Salvador Illa quien subiría este jueves a la tribuna del Congreso, Casado cambió de planes el miércoles.

Así las cosas, delegó en Cuca Gamarra el peso del debate para trasladarse al corazón de Europa y compartir con sus colegas del PPE su preocupación. Empezando por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen

Cuca Gamarra este jueves en el Congreso.

 

"Queremos dejar muy claro que iremos hasta las últimas consecuencias si el Gobierno no retira la reforma del CGPJ. Iremos hasta las instituciones europeas, tribunales europeos, Consejo de Europa y, por supuesto, la Justicia española. No se puede debilitar una gran nación como España y sus instituciones", advirtió el líder de los populares. 

 

De hecho en Bruselas escucharon el mayday del PP y mandaron el primer aviso al socialista: le avisaron de que la UE observará "con atención" el desarrollo de esa reforma y de que no debe comprometerse la independencia judicial ni dejar que el CGPJ sea percibido como "vulnerable a la politización".

Desde el martes, tanto el PP como Vox y Ciudadanos han venido alertando de que el "asalto" al CGPJ que pretenden llevar a cabo Sánchez y Pablo Iglesias pone en peligro los fondos europeos que han de llegar a España. Puesto que su concesión está sujeta al respeto al Estado de Derecho, una condición que la UE puso pensando en Polonia y Hungría. 

En su día, Casado consultó con varios miembros de su familia europea su decisión de suspender las negociaciones con Sánchez para la renovación del CGPJ mientras el presidente del Gobierno siguiera pretendiendo la entrada de algún juez afín a Podemos en el órgano de gobierno de estos.

Entre ellos, el líder del PP consultó con el primer ministro de Grecia, el conservador Kyriakos Mitsotakis, y con el austriaco Sebastian Kurz, de la quinta de Casado. Según fuentes de la dirección del partido, desde el PPE apoyaron y apoyan su postura.    

Comenta esta noticia