18 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una abuela de 81 años saca de quicio a Puigdemont en TV3 a costa del castellano

El "Tengo una pregunta para usted" de la catalana se convirtió en un baño de realidad para el presidente de la Generalitat, que no esperaba que una octogenaria le sacara los colores.

Enfrentarse en directo a las preguntas de los ciudadanos nunca fue fácil, y si no que le pregunten a José Luis Rodríguez Zapatero y el famoso precio de un café con leche que le dejó a verlas venir en el famoso Tengo una pregunta para usted de TVE. Este domingo le pasó algo parecido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el Jo pregunto de TV3. 

El formato inspirado en el programa de la TF1 francesa y que ya adaptó La Uno en su día sometió a Puigdemont durante tres horas a las preguntas que le formularon en persona un grupo heterogéneo de ciudadanos en el Conservatorio de Manresa (Barcelona).

El resultado no fue fácil para el presidente de la Generalitat, que se dio un buen tortazo de cruda realidad en forma de incómodas preguntas como las que le hicieron un maestro, una médico o una inmigrante sobre recortes en Sanidad y Educación, paro, tasas universitarias o problemas de vivienda, muy lejos del proceso independentista del que tanto le gusta hablar a Puigdemont.

De hecho, Leire, una universitaria de 19 años, que le dejó noqueado al preguntarle "por qué es tan caro estudiar en Cataluña" y lamentar que "con la excusa de la independencia" los planes de educación "se quedan parados".

Claro que si alguien sacó de quicio a Puigdemont esa fue la participante de mayor edad, la bibliotecaria jubilada de 81 años Mari Carmen Penacho, que se enfrentó al president poniéndole visiblemente nervioso con el tema de la inmersión lingüística. Mari Carmen afeó al dirigente que a pesar de tener como tienen los catalanes el "tesoro del bilingüismo" y de que "hay miles de catalanes que lo tienen como lengua materna" el "castellano se trate oficialmente en Cataluña como una lengua residual".

Vea el vídeo aquí a partir del minuto 1:18:00.

La bibliotecaria recibió abucheos y pitos desde la platea mientras el presidente, notablemente incómodo y enfadado, replicó que si hay una lengua en minoría en Cataluña es la catalana. 

Fue uno de los momentos más tensos del debate, porque Mari Carmen no se arrugó a pesar de los abucheos del respetable y rebatió contra la política lingüística de la Generalitat, al considerar que "tiende obsesivamente a un monolingüismo" en el que "el castellano se trata oficialmente como una lengua residual que hay que barrer".

Fue Leire, la estudiante que se quejó de que se utilice la independencia como excusa para recortar los derechos de los ciudadanos, la que tuvo que salir en defensa de la octogenaria bibliotecaria reprochándole al público su antidemocrática actitud.

No fueron las únicas que metieron en apuros al president, tal como recoge Dolça Catalunya en su canal de Youtube otro "catalán sencillo dejó K.O. a Puigdemont con una pregunta letal".

Comenta esta noticia
Update CMP