30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Vox levanta el "castigo" a Antonio Jiménez y su Cascabel tras varias tensiones

Abascal la última vez que fue al Cascabel, en noviembre de 2018.

Abascal la última vez que fue al Cascabel, en noviembre de 2018.

El partido multiplica sus apariciones en los medios para crear un clima de opinión favorable a su moción de censura en el centro derecha, donde ha sido recibida con no pocos peros.

"Hay que echarlos". Es la frase más repetida por Santiago Abascal y los suyos desde que el líder de Vox anunciara el miércoles una moción de censura contra el Gobierno de Pedro Sánchez para la vuelta del verano. 

La decisión del tercer partido del arco parlamentario ha suscitado muchos peros en la prensa de centro derecha. Pocos columnistas y tertulianos conservadores han apoyado en las últimas horas que Abascal dé ese paso a ninguna parte, puesto que la moción nace muerta y sin un solo apoyo más allá de los 52 diputados de Vox. 

 

Los de Abascal lo saben, y están intentando crear un clima de opinión favorable en el centro derecha multiplicando sus intervenciones en los medios de comunicación, sobre todo los de ese espectro ideológico. 

En ésas, Vox incluso ha levantado el castigo a El Cascabel de Trece, la tertulia que presenta Antonio Jiménez y a la que los de Abascal suelen poner reparos porque dicen que se les critica demasiado.

De hecho el propio líder del partido lleva desde noviembre de 2018 sin pisar el plató del programa, ni siquiera con motivo de las campañas de las elecciones generales de abril y noviembre de 2019. El propio Jiménez lo denunció entonces en antena, visiblemente molesto. 

Este jueves, por contra, la secretaria general del grupo parlamentario de Vox, Macarena Olona, estará en El Cascabel para explicar por qué han decidido presentar una moción de censura similar a la que presentó en junio de 2017 Pablo Iglesias sin apoyo del PSOE. 

Un día antes, el miércoles, Jiménez ya editorializó sobre el asunto, y no es precisamente partidario: "Este país lo que necesita fundamentalmente es que desde la política se trabaje de forma para salvar puestos de trabajo, no es tiempo de entretenernos con debates políticos estériles como una moción de censura que no va a llegar a ningún sitio", afirmó.

"Si hubiera posibilidad de derribar al Gobierno de Sánchez tendría justificación, claro que tendría justificación que la presentase Abascal, Casado o cualquiera, pero se sabe ya de entrada que numéricamente está muerta, esa moción ha nacido muerta", concluyó.

Comenta esta noticia