La última de los hospitales de campaña: No caben las sillas de ruedas

La Generalitat pone este sábado en servicio los hospitales de campaña. Los váteres son tan pequeños que no caben las sillas de rueda pero es que además el recinto es inaccesible.

El hospital de campaña instalado junto a La Fe de Valencia abre mañana sábado sus instalaciones, por orden de la Conselleria de Sanidad, sin cumplir las condiciones de accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas. Una silla de ruedas no puede acceder al recinto debido al desvinel existente entre la acera el centro sanitario.

Pero si por una de aquellas se consigue llegar a entrada, una persona con movilidad reducida comprobará que los cuartos de baño son muy pequeños, tanto que no cabe por la puerta una silla de ruedas y, por si faltaba algo, hay que sortear un escalón para entrar en las casillas donde están los inodoros.

Los desniveles existentes y los anchos de paso incumple la legislación estatal y autonómica surgida  para facilitar la accesibilidad universal a todas las personas y la utilización no discriminatoria, independiente y segura en los ámbitos de la edificación de los espacios sanitarios. Aún así, la conselleria de Sanidad, a través de la directora General de Eficiencia y Régimen Económico, Carmelina Pla, ha decidido su apertura para este sábado.

Una grúa llevando los váteres

Los tres hospitales de campaña, que se han instalado en las tres capitales de la Comunidad, y que cuestan más de 10 millones de euros incluido su equipamiento, van a utilizar de momento como recintos para hacer test serológicos. 

En un primer momento se anunció que servirían con UCI para enfermos con Covid. Posteriormente, que se trasladarían a pacientes de coronavirus sin problemas. Luego como "arcas de Noé"  para albergar a pacientes con positivo en coronavirus que no pudieran cumplir con los requisitos necesarios de aislamiento en sus domicilios. Finalmente, los hospitales de campaña tiene como misión servir de sala para la extracción de sangre para los test.

 Tanto la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, responsable político de los hospitales de campaña, como la portavoz de sanidad socialista Carmen Martínez han avalado el proyecto y al mismo tiempo han critidado el hospital que la Comunidad de Madrid montó en Ifema. Una parte de este hospital de la Feria ya se está desmontando cuando ahora se pone en marcha de forma singular los hospitales de campaña valencianos.

Comenta esta noticia