La cena con Villegas en Valencia: arengas y pocas aclaraciones en Ciudadanos

El secretario general recalcó la labor de Cantó, pero no disipó dudas de estrategia ni de cambios en las listas o en la organización

La visita e intervención de José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos, para iniciar el curso político de su partido en la Comunidad Valenciana, era muy esperada. Su llegada coincidía anoche con la convocatoria de elecciones y se produce después de unos meses en los que la estructura de la formación y la dirección parlamentaria han mantenido cierto distanciamiento. Estas circunstancias habían incrementado las expectativas en su discurso y en el mensaje que trasladaría.

Villegas, querido entre la militancia aunque poco dado a alardes de expresividad, se limitó a insistir en el discurso oficialista. Su mensaje se centró sobre todo en arengar a diputados, alcaldes y concejales presentes de cara a las inminentes elecciones, que "suponen otra oportunidad para tirar a Sánchez" y en que Ciudadanos "va a crecer y está más fuerte que nunca".

También aprovechó para mostrar su respaldó público al síndic y candidato a presidir la Generalitat, Toni Cantó, con quien exhibió complicidad constante y de quien resaltó que "tirará a Puig, Compromís y Podemos del gobierno valenciano". En esta misma línea ahondó en su posterior intervención el propio Cantó, que recalcó lo "contento" que está con el equipo de Les Corts, auguró que "daremos guerra" y que "en tres años y medio tiraremos al tripartito".

Las alocuciones se limitaron a estos dos cargos, mientras el todavía portavoz autonómico, Fernando Giner, -al que Villegas echó un capote al poner como ejemplo de liderar "un equipazo" en el ayuntamiento de Valencia- y el secretario de organización, Emilio Argüeso -secundado por Luis Crisol y Adrián Cedillo-, escuchaban con atención.

Poco más oficialmente. Ni Villegas ni Cantó se refirieron a cuestiones de estrategia, o al pacto de última hora ofrecido por Albert Rivera a Pedro Sánchez para que Ciudadanos se abstuviera si aceptaba tres condiciones, ni a la ratificación de las candidaturas, aunque entre la asistencia se da por sentada que repetirán las presentadas en abril, con María Muñoz y Vicente Ten encabezando la de Valencia.

La cena tenía formato de cóctel, ya que se desarrollaba de pie en la octava planta del Ateneo de Valencia, en el acristalado de la terraza. Esta circunstancia daba pie a corrillos, a comentarios, a fotos constantes y a que los alrededor de 300 asistencias que llenaban el recinto y procedían de las tres provincias pudieran moverse e intercambiar impresiones.

Las posibles variaciones en la estructura autonómica, como ya avanzó EsdiarioCV, constituyeron uno de los temas debatidos. También la elección de los diputados provinciales por Valencia, en la que Toni Cantó perdió el pulso frente a Organización y Acción Institucional, continúa siendo motivo de comentario. 

Una de las cuestiones que preocupa a numerosos cargos locales se centra en la falta de una estructura comarcal con más peso, que permita vertebrar el partido y reforzar la labor de los concejales, que en muchas ocasiones se quejan de falta de interlocutores para hacerlas consultas y reclaman más foros de intercambio de ideas. 

Incluso existió cierta autocrítica sobre los resultados de las últimas elecciones municipales, inferiores a las expectativas generadas en muchos casos, y que preocupan porque "el partido no crece", expresión que se repitió entre bambalinas. Y ese "estancamiento" afectaría tanto a cargos locales como a militancia, que mengua en algunos destacados municipios.

Estas conversaciones se mezclaron con saludos, buenos deseos, presentaciones, preguntas sobre viejos conocidos que ya no están, sobre posibles fichajes y, en general, reflexiones sobre qué depararán las futuras elecciones generales. 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP