Levantar la moral en tiempo récord: objetivo de los partidos sin representación

PACMA ha sido el séptimo partido más votado, el primero de los que no ha logrado representación. Lo coordina Raquel Aguilar en Valencia

PACMA ha sido el séptimo partido más votado, el primero de los que no ha logrado representación. Lo coordina Raquel Aguilar en Valencia

PACMA, Avant-Los Verdes y Som Valencians en Moviment buscan mantener la movilización de su militancia para mejorar resultados en las municipales. Mientras, Contigo no ha sufrido desgaste

Los grandes titulares de estos días los acaparan los seis partidos o coaliciones que han obtenido representación en la Comunidad Valenciana, tanto al Congreso como a Les Corts Valencianes. No obstante, a estos comicios entregaron candidatura más de una quincena. ¿Qué ocurre con el resto? Los que también han presentado listas municipales tienen menos de un mes para levantar la moral de sus huestes de militantes inculcándoles mensajes que les induzcan a seguir repartiendo papeletas, participando en actos y, en definitiva, continuar como si nada hubiera ocurrido.

El Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) ha mantenido su constante ascenso de votos. Ha sumado 326.045 en toda España. No obstante, se ha quedado sin representantes. Esta vez, en los prolegómenos de la contienda electoral del ya pasado 28 de abril, hasta el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en sus sondeos, les daba probable diputado por Valencia y por Barcelona. No ha sido así. Con casi el triple de votos que Coalición Canaria, no ha sumado un solo escaño, mientras los canarios han cosechado dos. Ha duplicado a Compromís y la formación que lidera en el Congreso Joan Baldoví sí ha entrado. El problema para PACMA radica en la dispersión de su voto en unos comicios en los que las candidaturas compiten en circunscripciones provinciales.

Su consuelo consiste en quedar como la primera fuerza extraparlamentaria. La lista a presidir la Generalitat, que abanderaba Raquel Aguilar, logró el séptimo puesto también, con 37.972. E igualmente no consiguió representación. Ahora el mensaje de la formación animalista se centra en recordar que su principal objetivo consiste en obtener eurodiputada (su cabeza de lista y presidenta, Silvia Barquero, encabeza la candidatura). Así busca mantener la movilización de su electorado y atraer a nuevos votantes, con la apelación al inminente reto, a la meta final. Las elecciones generales y autonómicas valencianas suponían más ´metas volantes´.

Hasta la octava plaza en la clasificación se ha encaramado Avant-Los Verdes, un partido que enarbola las banderas del valencianismo, el ecologismo y el centrismo. Ha tenido como aspirante a presidir la Generalitat a Vicent Bellvís, ha septuplicado sus votos y ha alcanzado los 8.346. Logró presentar candidatura por las tres provincias, circunstancia complicada para la inmensa mayoría de formaciones.

Hasta la octava plaza en la clasificación se ha encaramado Avant-Los Verdes, un partido que enarbola las banderas del valencianismo, el ecologismo y el centrismo

Desde sus redes sociales miran el aspecto positivo y recuerdan la necesidad de esa ya casi quimérica unión del valencianismo. "No es hora de hacer críticas. El valencianismo político va creciendo. Ha pasado de 10.000 a 20.000 votos", señalaba este lunes, con los resultados todavía muy recientes. En esa suma incluye a Som Valencians en Moviment (UIG-SOM-Cuides), a Poble Democràtic y a AUNA-CV. Esta última formación ha rondado el millar de sufragios en su debut electoral.

 

Precisamente Som Valencians en Moviment se ha tenido que conformar con la novena plaza, y la segunda dentro del espectro regionalista (siempre que se considere a Compromís nacionalista), por detrás de Avant. Conscientes del descalabro, insisten a su afiliación en que el objetivo lo suponen las próximas elecciones locales. "Encara que el terrat es vital en una casa, sempre se comença en els ciments, i eixes son les municipales. #Perunfuturmillor", afirma en su cuenta de Twitter. Enroca los vocablos ´municipales´ y ´futuro´ para afrontar la desmoralización ante un resultado que reconoce como "roin".

Ese desgaste no lo ha tenido, en cambio, Contigo Somos Democracia. La formación que preside a nivel nacional el valenciano José Enrique Aguar decidió, en asamblea celebrada en Alicante, no presentarse a las elecciones autonómicas una vez el máximo responsable de la Generalitat, Ximo Puig, anunció su adelanto. Esto le ha evitado, de no haber conseguido representación como previsiblemente hubiera ocurrido tras una campaña polarizada en bloques, el desgaste que supone no obtener buenos resultados. En cambio, sus candidatura a la alcaldía de Valencia posaba este lunes postelectoral, día festivo en la capital, con una amplia sonrisa y las mejores expectativas.

Demòcrates Valencians también apostó por aguantar el tirón y dejar pasar esta cita electoral. En cambio, Poble Democrátic, tras decisión de su asamblea, decidió lanzarse al brasero de la campaña y concurrir, para, finalmente, sumar 2.861 votos y quedarse sin representación.

Para las formaciones pequeñas, en las que priman el voluntarismo y la ilusión, participar en unas elecciones supone una exigencia incluso más elevada que para los grandes partidos. Carecen o apenas tienen cargos públicos, su financiación resulta muy escasa, su aparición en medios se queda en casi testimonial... Todo esto lo suplen a base de mucha dedicación y moral. Y un resultado adverso puede ser el mayor corrosivo para la moral de su militancia.

 

Comenta esta noticia
Update CMP