Sánchez recurre a los viejos mensajes para movilizar el voto

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez

Por su parte, Ximo Puig alude al exilio de 1939 y a la corrupción del PP

Un acto en una pista de baloncesto, claramente hipotrofiada para el evento pero con guiños al pasado deportivo del "presi", en un municipio con mayoría absoluta del PSOE, sirve de escenario para que Pedro Sánchez arropado por 2.500 de sus fieles, pida a gritos el voto útil ante un escenario de bloqueo de todos contra el PSOE .

Sánchez vive ahora en sus carnes que "ganar no significa gobernar", algo que el Partido Popular ha llevado en sus genes durante años, obligado a las mayorías absolutas o al ostracismo de la oposición.

Mislata ha sido el lugar, Sánchez se comprometido allí a presentar unos PGE  que "cumplirán con el Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana", que establece en una cláusula que la inversión debe ser el equivalente a su peso poblacional, que ronda el 10%.

Recordemos que esta promesa ya era un compromiso de las pasadas elecciones, por lo que, a lo sumo, ha renovado algo que ya aparecía en los PGE no aprobados; pero sin hacer alusión a una reforma integral del sistema de financiación.

Así, el Presidente del Gobierno en funciones ha animado a que nadie se quede en casa, a votar el 10N, a aislar a la "ultraderecha" y a votar progresista al tiempo que volvía a retar a Pablo Iglesias (Podemos) a que se atreva a votar cinco veces en contra de un partido de izquierdas.

Junto al presidente de la Generalitat, Ximo Puig; el ministro en funciones de Fomento y cabeza de lista por Valencia, José Luis Ábalos; la secretaria general de Valencia, Mercedes Caballero, y el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa.

Ximo Puig

Ximo Puig ha llamado a la "movilización total, puerta a puerta, casa a casa, barrio a barrio, ciudad a ciudad para que el próximo 10N el PSOE consiga un gran triunfo por España, por la sociedad avanzada que queremos, por unas pensiones justas, para tener un salario mínimo y avances en la calidad de vida y se cierre la fractura social".

El líder autonómico es consciente de la importancia de tener un gobierno afín en Madrid y ha apoyado a Sánchez, no siempre lo hizo, diciendo que "no hay una alternativa mejor para la Comunitat, necesitamos un gobierno aliado como el de Pedro Sánchez".

También ha habido 'momento nescafé' y Puig ha pedido hacer un Consejo de Ministros en Alicante con Pedro Sánchez de presidente para "defender a aquellas personas que tuvieron que irse por razones políticas, miles de centenares de valencianos de bien que tuvieron que ir el exilio". Por si alguien ha estado ausente, la efeméride tuvo lugar en 1939, por lo que muy actual no parecía la temática, pero despertó los aplausos y vítores de la audiencia.

Y ya metidos en harina, Puig se ha congratulado de la exhumación de Francisco Franco y ha  recordado que el PP es un partido "condenado por corrupción" y que está "adosado a las trampas y a acudir dopado a las elecciones", pero ahora "les han pillado", ha señalado en referencia a la campaña que circula por la redes para pedir al votante de izquierda que no vote.

Ábalos

Por su parte, el candidato socialista al Congreso de los Diputados, secretario de organización del PSOE y Ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha querido recordar que en mayo los socialistas ganaron las elecciones, pero ha lamentado que "algunos no se han dado por aludidos, los que perdieron no han querido aceptar nuestra victoria y han dejado a este país en situación de provisionalidad y debilidad".

Así, ha señalado que "el 10N nos jugamos salir del desbloqueo para tener un gobierno que afronte tres desafíos básicos: reestablecer el bienestar en Cataluña, corregir las políticas de desigualdad del PP y trabajar por la economía de este país porque el PSOE es el único preparado para afrontar esto".

 

Comenta esta noticia
Update CMP