18 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez e Iglesias se hunden y la derecha ya podría gobernar con mayoría

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Una nueva encuesta muestra el desplome de los partidos del Gobierno que llevarían a PP Ciudadanos y Vox a obtener una posible mayoría absoluta.

Los partidos que conforman el Gobierno siguen en caída libre. La gestión del virus, sus rencillas internas y los pactos con ERC y Bildu pasan en cada encuesta una factura más alta, mientras el centro-derecha continua en ascenso y podría llegar a la mayoría absoluta.

En el caso de que se repitieran las elecciones, el PSOE y el PP tendrían un empate técnico, con una diferencia de una décima a favor de los socialistas, que se dejarían casi cinco punto, por tres de Podemos. 

Además, según la encuesta del Instituto DYM para 20 Minutos, esta bajada de las formaciones de Gobierno se correlaciona con un subida de los partidos de la derecha, ya que el PP se iguala en intención de voto con el PSOE, alcanzando un 23,5% frente al 23,6 de los socialistas, que traducido en escaños supondría entre 104 y 107 para los populares y entre 103 y 106 para los socialistas.

 Por detrás de ambos seguiría estando Vox, con un 17,2% de intención de voto con entre 56 y 60 escaños, frente a los 52 representantes que ahora tienen en el Congreso, lo que supone un fuerte ascenso de la formación de Abascal, respecto a los comicios de noviembre.

Además, en el mismo bloque de la derecha Ciudadanos, aunque siguen siendo la quinta fuerza política, suman un 8,9% de los votos, pisando los talones de Podemos, que ya baja del 10%. Así, la formación naranja sumaría entre 5 y 7 diputados más a los 10 que ostenta en la Cámara Baja.

Podemos se encontraría en la franja de entre 23 y 26 diputados, frente a los 35 que ahora dispone, por lo que la coalición de Gobierno vería muy mermada su importancia en el parlamento, debido a la mala gestión de la pandemia, sus rencillas internas y los pactos con Bildu para sacar adelante los presupuestos.

Sánchez es el presidente con menos apoyo, pero con más socios antes vetados y la mayor fragmentación del centroderecha

Por otra parte, los líderes políticos siguen suspendiendo. La valoración de la ciudadanía sigue siendo mala, ninguno alcanza llegar a un 4, colocándose en primera posición Inés Arrimadas, con un escueto 3,8; seguida de Pedro Sánchez (3,5); Pablo Casado (3,3); Santiago Abascal (2,6) y Pablo Iglesias (2,6).

La tendencia de España

En realidad, en términos de bloques tradicionales y votos; el centroderecha lleva años muy por delante de la izquierda tradicional, si se entiende ésta como la nacional, ajena cuando no enfrentada a la independentista.

En el CIS previo a la moción de censura de 2018, la distancia entre ambos era de cinco puntos, lo que a juicio de muchos analistas políticos y demoscópicos consultados por ESdiario explica, de hecho, la operación de Sánchez: "Había perdido dos Elecciones Generales seguidas. O llegaba así o no llegaba", explican a este periódico.

De hecho, Sánchez es el presidente con menor apoyo propio de la democracia, beneficiario de dos fenómenos sin precedentes: la fragmentación del centroderecha hasta en tres opciones -PP,Cs y VOX- y la suma de formaciones como ERC y Bildu que jamás contaban para el cómputo. La Ley D'Hont hace el resto.

Comenta esta noticia
Update CMP