26 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿Cuáles son las fake news fabricadas contra Podemos?

 

 

Podemos, con la ayuda del PSOE y de sus medios más cercanos, ha encontrado un flotador con el que salir de su hundimiento electoral en la existencia de una supuesta trama "policial, mediática y empresarial" -según Pablo Iglesias- que sería responsable de fabricar casos falsos contra el partido y sus líderes.

Es una acusación seria para unos hechos que, de ser ciertos, serían sin duda muy graves, pues demostrarían la existencia de una guerra sucia desde el propio Estado para minar o derribar a oponentes políticos. Justo lo que hacía Chávez y hace Maduro en Venezuela, por cierto.

Que lo único comprobado ahora es que el número dos del departamento de comunicación de La Moncloa fue quien trasladó al siniestro comisario Villarejo el contenido de un móvil sustraído a un asistente de Pablo Iglesias ya obliga a extremar las cautelas a la hora de señalar a una trinchera ideológica concreta.

El origen y la publicación

¿Por qué tenía el exalto cargo de Sánchez ese teléfono móvil, quién se lo dio y para qué se lo dio él a Villarejo? Si la respuesta es que, al ser periodista -dirigía entonces Interviú-, está justificado recibir información relevante con independencia de su origen y trasladársela a continuación a un mando policial; cualquier otro medio puede decir lo mismo y cambiar la entrega a la Policía por su publicación.

¿Cuáles son las noticias falsas exactas prefabricadas contra Podemos? No responder a eso también es fake new

Como no resulta sencillo determinar la dimensión exacta de las penumbras en que a menudo se mueven la política y la Policía -no siempre confesables, pero no siempre repudiables pese a todo-, hay que fijarse en el resultado de todo ello para emitir un juicio razonable, respondiendo a una única pregunta.

Hechos, ruidos y juego sucio

¿Cuáles son, con exactitud, las noticias supuestamente falsas prefabricadas artificialmente para dañar a Podemos? Hasta el momento, y más allá de aprovechar el caso -con esquinas ciertamente feas- para blanquear todo su currículum y hacerse la víctima como reclamo electoral, nadie ha sido capaz de señalar las presuntas fake news lanzadas para dañar a cualquier precio.

Y si lamentable sería aceptar este juego sucio cuando va dirigido a un rival, penoso sería darlo por cierto para ayudarle. Los hechos solo pueden ser unos, más allá de la opinión que a unos y otros les merezcan, y todo lo demás es ruido.

Empezando por el de Podemos, que no aclara a qué noticias falsas se refiere cuando lo denuncia todo pero, eso sí, no se resiste a calificar de "Golpe de Estado policial y mediático" todo este episodio.

Comenta esta noticia
Update CMP