30 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los datos reales de muertos en España: 14.000 más de lo normal en tres semanas

El dato oficial ya refleja un 56% más de muertos en solo tres semanas

El dato oficial ya refleja un 56% más de muertos en solo tres semanas

La cifra real de muertos en España por el coronavirus es uno de los grandes misterios que el Gobierno no aclara. Pero este dato que publica ESdiario refleja el drama real.

¿Cuántas personas han muerto por el coronavirus en España? Las cifras oficiales se acercan a los 15.000, pero las Comunidades Autónomas duplican esos terribles números. E incluso, en algunos casos, las multiplican con seis. Hay consenso en algo: es imposible, a día de hoy, establecer un baremo fiable. Pero todo el mundo da por seguro que la estadística es todavía peor que la que ya coloca al país a la cabeza de la estadística mundial.

Hasta diez veces más fallecidos por millón de habitantes sufre España que la vecina Portugal, con un gasto inferior en Sanidad, también un Gobierno progresistas pero un gran matiz: actuaron muy rápido, mientras que aquí siguieron llegando y yendo aviones a Italia hasta el 10 de marzo, como reveló ESdiario.

Si con los números conocidos la sensación es tétrica, ¿qué pasará cuando el recuento definitivo sea firme? A día de hoy, es más sencillo entender por qué no hay números totales que adivinarlos: no ha habido tiempo ni recursos para establecer cuántos de los fallecidos en España desde finales de febrero lo hicieron por el COVID-19. No se han hecho las autopsias oportunas y solo los que estaban ya diagnosticados por coronavirus figuran en la estadística oficial.

Solo con datos de Sanidad, ya se comprueba un 56% más de víctimas de lo normal en un periodo muy corto

Pero si hay un dato al que ha accedido ESdiario que permite aproximarse a la realidad. Y es tremendo. Lo recoge el MoMo, un informe que elabora a diario el Ministerio de Sanidad en cooperación con el Instituto de Salud Pública Carlos III que recaba todos los datos de muertos en España por cualquier razón.

 

Y ahí viene la horrible sorpresa: en apenas tres semanas, en España han fallecido casi 14.000 personas más de las habituales en estas fechas y en esos periodos de tiempo. En concreto, entre 14 de marzo y el 7 de abril, perdieron la vida un total de 38687 personas. Eso significa que murió un tristísimo 56.5% de más de lo esperado por la propia Administración: 13.954 ciudadanos de más, a los que no les tocaba morir.

Y eso en tres semanas, sin que agote por tanto ni el número total de víctimas de COVID-19 desde que a finales de enero se activara la alerta internacional. Lo que es seguro es que, con esa proporción y teniendo en cuenta que las víctimas ya registradas sí figuran en la estadística de muertos "habituales", no es difícil establecer una media que eleve incluso a los 25.000 los caídos en la pandemia desde su comienzo.

Comenta esta noticia