22 de octubre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

María José Campanario se venga de María Patiño propinándole un golpe de bajo

Campanario ha vuelto con la escopeta cargada

Campanario ha vuelto con la escopeta cargada

La esposa de Jesulín ya ha recuperado la forma. Como se recordará, en verano tuvo que ser ingresada debido a problemas derivados de la fibromialgia que padece. María José quiere guerra.

María José Campanario ni olvida ni perdona a María Patiño. Se la tiene jurada desde los tiempos en que la periodista anunció que su matrimonio con Jesulín estaba en crisis. Se habló entonces de que la mujer del diestro habría visitado el despacho de un abogado para asesorarse sobre la supuesta cuestión. Posteriormente, también se enfadó cuando la presentadora de Socialité informó de que María José y Jesús Janeiro habían echado a Carmen Bazán de Ambiciones.

Ocurrió cuando la matriarca de la saga acudió al extinto DEC y respondió, sin malicia alguna, que igual que entre ella y su ex marido quedaban rescoldos, posiblemente también ocurriera lo mismo entre Jesús y Belén Esteban. Esto sentó muy mal a la pareja, que echó en cara lo ocurrido en cuanto se encontraron con Carmen. Ante ciertas personas, Campanario ha reconocido que su marido regañó a su progenitora. Sea como fuere, el caso es que los Janeiro ya no son la piña que fueron. Ambiciones es hoy un lugar al que solo accede el diestro para entrenarse y controlar la ganadería que allí pasta.

Este verano, María José, tristemente, ha sido objeto de noticia por su salud. Debido a la fibromialgia que padece, tuvo que ser ingresada en una clínica malagueña. Allí permaneció varias semanas y lo cierto es que las fotos que se captaron la mostraban desmejorada. Los expertos consultados explicaron que eso era algo normal en este tipo de procesos.

Mientras que desde su entorno afirmaban que no había motivo de alarma, algunos medios expresaron preocupación. La versión oficial de la paciente era que había sido internada debido a sus problemas para conciliar el sueño y que solo se trataba de un ajuste de medicación. Sea como fuere, el caso es que ya luce completamente recuperada. Ha vuelto a Facebook y ha cambiado su foto de perfil, en la que luce estupenda. De momento, no ha reactivado su Instagram. Como se recordará, lo cerró de un día para otro cuando se lio una buena debido a un comentario que realizó sobre Andrea Janeiro. Aseguró que la consideraba como si fuera su hija y que no iba a permitir insulto alguno en su feed. Aquello provoco un cisma. Belén Esteban se enfadó y Jesús conminó a su mujer a cerrar el chiringuito virtual.

María José Campanario ha vuelto con fuerza a las redes sociales. Lejos de intentar mantener un perfil bajo, ya ha empezado a lanzar dardos envenenados contra quienes considera sus enemigos. Un intercambio de comentarios con su hermano, a propósito de lo guapa que está, ha desembocado en un golpe muy bajo contra María Patiño. Algunos internautas preguntaban a la mujer de Jesús Janeiro sobre el secreto de su belleza y ella respondió, en tono de broma, “El vino”. Su hermano ha entrado a matar con el siguiente comentario: “Si esa es tu pócima...alguna que sale en Socialité se cayó en la marmita de pequeña...y sigue siendo muy pequeña” y María José, lejos de callar, ha aprovechado la cuestión para darle donde más le duele a la periodista: “Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajasjjajsjajajajajaja menos mal que no bebo, si no estaba ya por los suelos. Que digo yo... a mí nunca me han cogido “cocida” en la feria de Sevilla”.

Sin duda, está claro que la celebrity va a utilizar todas las armas a su alcance para pasar factura a quien la haya incomodado. En este caso, ella y su hermano se referían a una antiquísima grabación, realizada en la Feria de Abril, donde María Patiño, acompañada por Alessandro Lequio, daba unas declaraciones en un estado algo achispado. Nada que objetar dado que estaba en su tiempo libre. Sin embargo, siempre que quieren atacarla, le sacan lo mismo. Está por ver qué contestará la presentadora, que no tiene por costumbre morderse la lengua. Se avecinan días de furia, o tal parece.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP