19 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Naturgy refuerza su transición energética con una Comisión de Sostenibilidad

Con el objetivo global de frenar el calentamiento global y para reducir sus emisiones de CO2 por encima del 20% para 2022 la compañía tiene en marcha una importante batería de medidas.

Naturgy está inmersa en un proceso de transformación para adaptar su negocio hacia un modelo más sostenible. Por ello, el grupo ha redoblado sus esfuerzos en medio ambiente, acción social y buen gobierno corporativo en los dos últimos años y ha fijado nuevos objetivos en esta materia medioambiental para el 2022 para reducir sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero en, al menos, un 21% en el 2022 respecto al 2017, reducir en un 22% la intensidad de CO2 en generación eléctrica y que el 34% de la capacidad de generación sea de origen renovable.

Para conseguirlo, la compañía trabaja en una batería de medidas que están en línea con el objetivo de global de frenar el aumento de la temperatura del planeta a 1,5 grados y con acciones específicas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, reforzar la gobernanza en medio ambiente y cambio climático, impulsar el gas renovable y la economía circular y la protección de la biodiversidad y el desarrollo del capital natural.

Naturgy ya tiene en marcha una nueva Política y Plan Global de Medio Ambiente, que recoge líneas de actuación para el 2022 y cuyo año base para el cálculo de todos los objetivos es 2017, con el fin de reflejar la evolución ligada el Plan Estratégico 18-22. Así, los principales objetivos de esta hoja de ruta sostenible a 2022 se centran en:

  • Reducir un 21% las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Reducir un 22% las emisiones específicas de CO2 de la generación eléctrica.
  • Alcanzar un porcentaje de potencia renovable en el mix de generación eléctrica superior al 34%.
  • Disminuir un 20% el consumo de agua.
  • Reducir un 70% la producción de total de residuos.
  • Duplicar el porcentaje de residuos reciclados y valorizados.
  • Realizar al menos 300 iniciativas de biodiversidad al año. 

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, ha recalcado que “esta nueva estrategia medioambiental parte de la premisa del Plan Estratégico que considera que la transición energética es una oportunidad, donde la compañía quiere formar parte y ser un agente activo con determinación y donde puede aportar su expertise y su visión global”.

Este planteamiento de Naturgy ya lleva una buena parte del camino recorrido, y el año pasado fue uno de los principales inversores en renovables, con un esfuerzo inversor de más de 1.000 millones de euros, y aumentó el peso de estas energías hasta el 27% en su mix energético, hasta los 4.500 MW. Además, la compañía redujo un 16% sus emisiones de CO2, un 25% el uso de agua en sus actividades, generó un 66% menos de residuos y revalorizó o recicló el 57% de los residuos producidos.

 

Por todo ello, el índice CDP otorgó el pasado año la máxima calificación a Naturgy (A List), siendo la única energética española y una de las cinco utilities a nivel global en conseguirlo. Ahora la compañía ha creado una Comisión de Sostenibilidad, encargada de velar y supervisar el papel en la transición energética, así como de reforzar el compromiso del Consejo en esta materia. Esta Comisión se suma a la de Nombramientos, Retribuciones y Gobierno Corporativo y a la de Auditoría y Control. 

La Comisión de Sostenibilidad tendrá, entre otras, las funciones de análisis periódico de los indicadores en el ámbito medioambiental, de salud y seguridad y de responsabilidad social, de las expectativas de los distintos grupos de interés de la Compañía y la elaboración de los informes y propuestas de actuación, dentro de su ámbito, para la consideración del Consejo de Administración.

Comenta esta noticia