Pablo Casado recurre a un buen amigo para Valencia

Pablo Casado ha colocado en el comité electoral a dos jóvenes valencianos: la diputada Belén Hoyo y un amigo personal que hizo carrera en Madrid y que sigue colaborando con José María Aznar.

El Partido Popular fía parte de su futuro a un desconocido. Una situación paradójica.

Sabido es que la ciudad de Valencia es la clave del éxito o del fracaso electoral, una evidencia mucho más que demoscópica. Isabel Bonig lo tiene claro. Casado y su equipo, precisamente por eso, dudan sobre el salvavidas cabeza de cartel para la alcaldía ahora en manos de Compromís. 

Pablo Casado preside el sábado la junta directiva del PPCV. Toda la atención estará fijada en su anuncio -si se produce- sobre el alcaldable.  Lo contrario supondría una decepción para la militancia que se dará cita en una comida en La Pobla de Farnals.

El nuevo líder del PP tiene una especial querencia por la Comunidad Valencia, al margen de los motivos familiares.  Y como muestra, el nombramiento de la emergente Belén Hoyo en el comité electoral nacional. La diputada por Valencia también ha sido ascendida a portavoz adjunto en el grupo parlamentario en el Congreso.

Ha habido otra designación que ha pasado desapercibida, pero resulta más sugerente. Otro valenciano tiene puesto en el órgano que decide las listas de las grandes ciudades, europeas, congreso y senado. Casado ha recurrido a Germán Alcayde, amigo personal, con trayectoria tanto en NNGG como en la administración autonómica pero madrileña donde ocupó la dirección general de Formación con Esperanza Aguirre.

Con todo, Alcayde es mucho más conocido al haber sido, al igual que Casado, jefe de gabinete de José María Aznar tras dejar la presidencia del Gobierno. De hecho continúa colaborando con el ex presidente de honor del PP que ayer tuvo un día de gloria en el Congreso a costa de Rufián (Esquerra Republicana) y Pablo Iglesias (Podemos)

Alcayde, que ha dejado Madrid para recuperar esencias en Silla, su municipio de nacimiento, tendrá voz y voto para decidir, entre otros, quién será el alcaldable del PP en Valencia. El nombre de su aliado en las primarias Luis Santamaría suena con fuerza al igual que el de la diputada María José Catalá, que en los últimas semana parecía descartada. Ambos más o menos de su generación. Un dato que no parece menor.

La designación de Alcayde en el comité electoral, un órgano de apariencia abocado a confirmar lo pactado, es interpretado por algunos como la evidencia de que Casado quiere enviar un mensaje a la dirección del PPCV y, al mismo tiempo, rodearse en la Comunidad de afines en la próxima etapa.

Hasta la fecha Alcayde se ha dedicado de pleno a la empresa privada con compromisos fuera de España, pero ha dejado su residencia en Madrid por La Patacona. Discreto a la vez que con bagaje en el partido (fue secretario general de NNGG), mantiene una posición crítica con lo que está ocurriendo en la organización valenciana, según su entorno, quien da por seguro que su opinión va a ser relevante  para Casado.

 

Comenta esta noticia
Update CMP