16 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carmena, acusada de tener el privilegio de un respirador en su propia casa

Carmena, no la dejan respirar

Carmena, no la dejan respirar

La exalcaldesa de Madrid sale de su retiro tuitero para responder a una acusación que la dejaba en muy mal lugar en tiempos de escasez sanitaria para el resto.

 

 

Manuela Carmena está prácticamente desaparecida del espacio público desde que perdiera la alcaldía de Madrid, y la buena imagen que se está labrando el alcalde Almeida en plena crisis sanitaria hace que nadie parezca añorarla demasiado, ni siquiera sus más acérrimos seguidores, que no eran pocos.

Pero algo la ha hecho salir de su voluntario ostracismo, y no precisamente positivo: una durísima acusación de un tuitero muy ruidoso, que escribe siempre con el cuchillo en los dientes y se ha convertido en azote habitual de los iconos progresistas.

Se trata de Alvise Pérez, consultor y antiguo asesor del aguerrido Toni Cantó, líder de Ciudadanos en la Comunidad de Valencia. Y ha sido él quien ha señalado a la antigua alcaldesa por beneficiarse de un llamativo privilegio: uno de los escasísimos respiradores que tantos enfermos necesitan en las UCIS de media España para luchar y vencer al coronavirus. Éste es su tuit:

 

 

Una acusación muy seria, tanto como la que hace días surgió contra Irene Montero, a quien se reprochaba sin ninguna prueba, apoyándose en un whatsapp anónimo de un supuesto trabajador del servicio, de tener entre una y dos UVIS móviles destinadas en su casa de Galapagar para cualquier necesidad sanitaria que tuviera en su cuarentena: nadie ha podido demostrar que eso es cierto, lo que necesariamente lo convierte en falso.

Y eso es precisamente lo que ha replicado Carmena, con un mensaje bastante contundente para intentar acabar con lo que ella, con otras palabras, considera un bulo, cuando no un delito de calumnias. Ésta ha sido su inesperada respuesta:

 

 

Ahí debería haber terminado la polémica, o como mucho con una respuesta más de Alvise, bien rectificando su mensaje previo, bien publicando las pruebas que lo demuestren y dejando a Carmena por los suelos. Y eso es lo que parece buscar con una réplica en la que se reafirma en sus palabras y deja la pelota en el tejado de la también exjueza:

 

 

Haría bien doña Manuela en responder a la pregunta central de este asunto: ¿Recibió o no la asistencia de un respirador en su domicilio? No tendría nada de ilegal, aunque sí quizá afectara a su imagen como defensora de la asistencia pública y a su concepto de igualdad de todos los ciudadanos.

Mientras tanto, Alvise no parece gozar del cariño de Mongolia, la revista satírica que practica el humor negro político contra los mismos siempre, con quien ha vivido un breve pero intenso debate con el que cerramos hoy El Retuitero. Aunque tiene pinta de que esta polémica seguirá:

 

Comenta esta noticia
Update CMP