25 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Clamor en las calles de toda España contra el despropósito de la 'Ley Celáa'

Aspecto de la marcha por el Paseo de la Castellana de Madrid

Aspecto de la marcha por el Paseo de la Castellana de Madrid

Marchas motorizadas con miles de familias han recorrido las principales ciudades para expresar el rechazo frontal a la reforma educativa que el Gobierno ha aprobado solo con sus socios.

El rechazo a la 'Ley Celáa' se ha dejado sentir con fuerza en la mañana de este domingo en calles, avenidas y plazas de toda España. A golpe de claxon y con banderolas al viento, miles de familias han participado en movilizaciones motorizadas convocadas por la Plataforma Más Plurales a favor de la educación concertada y contra de una reforma educativa que consideran sectaria.

Bajo el lema 'Por el derecho a elegir la educación que queremos', los convocantes han llamado a la movilización con vehículos en provincias de todas las comunidades autónomas, a excepción de Cataluña, País Vasco, Canarias, Comunidad Valenciana.

"Este domingo toda España se vestirá de naranja para gritar que con la LOMLOE más de 47 millones de españoles perderán libertad ¡No te resignes y sal en coche a manifestarte!", era el llamamiento de la plataforma, que aglutina a asociaciones de padres y madres de alumnos, sindicatos, empresas y diferentes colectivos del sector de la educación concertada.

Caravanas multitudinarias han tenido lugar en ciudades como Pamplona, Sevilla, Santander, Orense o Ciudad Real, aunque una vez más Madrid se ha destacado en una movilización que ha reunido por el Paseo de la Castellana a centenares de vehículos cargados de familias que rechazan los despropósitos de esta norma.

 

 

 

En esta marcha ha intervenido la plana mayor del PP, dejando una de las imágenes de la mañana: Pablo Casado conducía el coche en el que también viajaban la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida.

Antes de arrancar la marcha, Casado declaró que su partido limitará los efectos nocivos de la Lomloe en aquellas comunidades autónomas en las que gobierna, que una vez aprobada la denunciará ante el Tribunal Constitucional y que "estará en vigor" el tiempo que el PP tarde en llegar al Gobierno. "Lo primero que vamos a hacer es derogarla", aseguró el jefe de filas del PP.

 

 


La movilización de este domingo se suma a las otras cuatro celebradas este mes de noviembre frente al Congreso de los Diputados y en los centros escolares, y se enmarca en el calendario de acciones previstas de la campaña 'Más Plurales, Más Libres, Más Iguales' que ha puesto en marcha para intentar paralizar la nueva ley de Educación, una ley que, a su juicio, ha sido tramitada "sin el menor consenso con la comunidad educativa ni la sociedad civil".

Un consenso tremendamente débil

El pasado jueves, la Ley Orgánica de modificación de la LOE, bautizada como Ley Celaá, fue aprobada en el Congreso de los Diputados en una pírrica victoria que pone de manifiesto la debilidad del acuerdo con el que el Gobierno de coalición ha planteado cómo será a partir de ahora el sistema educativo en España: el proyecto de ley sólo recabó 177 votos a favor (PSOE, PP, Más País, Compromís, Nueva Canaria, ERC y el PNV), tan sólo un voto más por encima de la mayoría absoluta, frente a los 148 votos en contra del PP, Vox, Ciudadanos, Foro Asturias, UPN y Coalición Canarias. Por su parte, se abstuvieron 17 Bildu, BNG, Teruel Existe y la CUP.

Varias son las características de la nueva Ley Celáa que ha puesto en alerta a millones de padres en toda España: entre ellas destacan, además del acoso a la escuela concertada, la abolición del español como lengua vehicular; la eliminación del mérito como sistema de promoción; el troceamiento regional de los planes de estudio; la persecución de la religión; y los planes para cargarse los centros de educación especial.

 

Comenta esta noticia
Update CMP