La protección 'cutre' de la EMT de Valencia, en evidencia ante otras ciudades

Imágenes publicadas por Marta Torrado.

Imágenes publicadas por Marta Torrado.

La EMT de Valencia sigue en el centro de la polémica. A la falta de responsabilidades por el robo de 4 millones se une ahora la solución "cutre" para proteger a los conductores.

La medida de protección con la que cuentan los conductores de algunos autobuses de la EMT de Valencia, formada por una fina lámina de plástico y por cinta de señalización, se suponía que era provisional. Sin embargo son muchos los vehículos que llevan esa "protección" desde marzo a raiz  de la escalada de la pandemia de coronavirus.

Las medidas de protección de la EMT de Valencia chocan con las establecidas en otras ciudades como Madrid, Alicante, Almería o Zaragoza donde se han instalado pantallas de protección en los autobuses, ya sea en forma de mamparas o metacrilato. 

La concejala Marta Torrado denunciaba en el tweet que son muchos los autobuses en los que se encuentran estas medidas "cutres" y aprovechaba para pedir "una vez más" la instalación de "mamparas y de medidas de protección frente al Covid" en estos transportes. Este mensaje en Twitter fue apoyado y retwitteado por su compañera, María José Catalá.

La situación contrasta especialmente con la de otras ciudades como es el caso de Barcelona, donde han instalado pantallas de protección en la práctica totalidad de sus autobuses, que se adaptan a la forma de la puerta del conductor y que cuentan con una pequeña ventanilla de comunicación. De esta manera, se ha conseguido una mayor normalidad en el acceso y transcurso de los pasajeros en estos medios de transporte. En Barcelona ya se permite el acceso por la puerta delantera. 

En esta misma línea, los autobuses de la provincia de Alicante también están dotados de una ampara de metacrilato rígida.

 En el caso de Madrid, el Ayuntamiento que dirige José Luis Martínez-Almeida, instaló mamparas transparentes en los autobuses municipales en el mes de marzo, antes incluso del Estado de Alarma. Desde el 12 de marzo, en base al protocolo de seguridad de la EMT, ningún conductor de Madrid ha prestado sus servicios en autobuses sin mamparas, un elemento fundamental para evitar los contagios. 

bus_Madrid

También en otras ciudades como Zaragoza o Almería han instalado mamparas en su autobuses municipales para evitar el contacto directo del conductor y evitar contagios. Llama la atención que de todas las principales ciudades que han adoptado esta medida, todas salvo Barcelonas están gobernadas por el PP, por lo que deja aún más evidencia el plástico con cinta adhesiva que encuentras en los buses de la EMT de Valencia que dirige Giuseppe Grezzi.

Zaragoza: 

bus_Zaragoza

Almería: 

bus_Almeria_

 

La EMT de Valencia ha tenido que pedir ahora un préstamo para garantizar el pago de las nóminas hasta final de año tras el agujero económico provocado por el coronavirus. El deterioro en el servicio se ha acentuado esta semana con el inicio de paros parciales. Y por si faltaba algo, las conclusiones de la comisión que investiga la deaparición de 4 millones de euros siguen sin hacerse públicas un año después del "robo".

 

 

 

Comenta esta noticia