El Valencia amansa a unos Diablos Rojos venidos a menos

Parejo y Alexis Sánchez, en una acción del choque

Parejo y Alexis Sánchez, en una acción del choque

Man. Utd. 0 - Valencia 0. La seguridad de la pareja defensiva formada por Gabriel y Garay y las intervenciones de Neto, claves para mirar con optimismo las posiblidades de pase a octavos.

Con un medio del campo tan reforzado como algo más orientado esta vez a la contención, dada la presencia de Coquelin acompañando a Parejo y Kondogbia afrontaba el Valencia CF el choque en uno de los templos del fútbol continental. Los errores se pagan doblemente en Champions y, bajo esa premisa, Marcelino priorizó la composición de un once sólido y con empaque. Esta noche el técnico asturiano sí halló los efectos pretendidos.

Buena muestra de ello era la poca profundidad del juego de los de "Mou" durante los primeros 45 minutos, en los que sólo Rashford era capaz de poner al lateral valencianista Piccini en unos aprietos que la pareja de centrales formada por Garay y Gabriel Paulista, hoy firmes y siempre bien situados, subsanaba con celeridad.

Ambas vanguardias parecían algo aletargadas - tal vez por el enfriamiento que supuso la demora en el inicio a causa del tráfico de Manchester -, y la producción ofensiva che hubo de limitarse a un par de acciones con cierto peligro de Gonçalo Guedes; culminada la segunda, al filo del descanso, con un disparo desde la frontal algo desviado por su parte. El extremo portugués era la gran amenaza de los de Marcelino, y así lo entendió rápidamente el lateral ecuatoriano Antonio Valencia a través de una tarascada que bien pudo costarle algo más.

Sensiblemente más alto fue el ritmo que los "Diablos Rojos" imprimieron al enfrentamiento tras el intermedio. La capacidad de chocar e inclinar el campo a su favor de medios como Pogba o Fellaini ponía a su escuadra cada vez un poquito más cerca de su objetivo de abrir el marcador. El "todocampista" galo dispondría de dos oportunidades desbaratadas por los hoy infranqueables cariocas Neto y Gabriel. Pero si alguien pudo gozar de dos opciones claras de verdad en este segundo periodo, éste no sería otro que el poderoso punta belga Romelu Lukaku, muriendo sus dos potentes remates con su zurda en lo guantes de un inconmensurable Neto, en ambas ocasiones concienciado de dar ese pasito hacia delante que le permitiera tapar más portería. 

Mientras tanto, al Valencia cabría apuntarle el mérito de no arredrarse durante este tramo de empuje británico. Batshuayi primero y Guedes después - un buen control le hubiera hecho encarar a De Gea con todo el tiempo del mundo - avisaban de la tragedia que pudo cernirse para los locales sobre el majestuoso " Teatro de los Sueños".

Sin embargo, los equipos de Las Islas saben perfectamente que la última fase de un choque como anfitriones - fundamentalmente en el caso de que el marcador no les sea favorable - es sinónimo de apretar con todo. Rashford al larguero en un libre directo que casi le cuesta el penalti a Piccini, y Fellaini ya a la desesperada quemaron los últimos cartuchos para que sus fans cantaran una victoria como locales casi dos meses después... pero el Valencia CF resistió, sabiendo sufrir de lo lindo, para acercarse a esos más que anhelados octavos de final.

Ficha técnica:

0Manchester United: De Gea, Valencia, Bailly, Smalling, Shaw; Pogba, Fellaini, Matic; Rashford, Alexis Sánchez (Martial, m.76) y Lukaku.

0Valencia: Neto, Piccini, Garay, Gabriel Paulista, Gayà; Kondogbia, Parejo, Coquelin (Carlos Soler, m.78), Guedes (Cheryshev, m.83); Rodrigo y Batshuayi (Gameiro, m.73).

Árbitro: Slavko Vincic (SLO): Amonestó por el Manchester a Lukaku y por el Valencia a Piccini, Coquelin, Gayà, Parejo, Kondogbia y Rodrigo.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones disputado en el estadio de Old Trafford. El Valencia cumplió su centenario en la competición.

 

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP