G.Pons: "En Bruselas cuesta mucho explicar que Puigdemont sea socio de Gobierno"

Sánchez, Puigdemont, Puig, Oltra, Ribó, Planas, Zaplana, Rambla, Sebastián, ... Esteban González Pons repasa para ESdiarioCV en Bruselas la actualidad de la Comunidad Valenciana y España

“Están pasando cosas nuevas” que tendrán efecto en los procesos electorales por venir, el primero de los cuales no es autonómico, ni municipal, ni europeo, sino andaluz. Ése será el test para comprobar qué nos ha estado pasando en el último mes. Esteban González Pons lo ve todo desde Bruselas.

Lo ve todo desde el Parlamento Europeo, aunque periódicamente acuda las reuniones de Ejecutiva de su partido en Madrid. Pero él lo que gobierna es el PPE, y su atalaya está en la capital de la Unión. Hasta allí ha ido esta semana ESdiarioCV para preguntarle por el proceso interno de su partido y por unas cuantas cosas más.

Del partido nos responde que él no se ha presentado para dirigirlo por la misma razón por la que se autodescartó para la lucha por la alcaldía de Valencia; porque se siente útil en Europa “sin dejarse llevar por el viento que sopla”. Que su abuela ya le decía “qui estiga bé que no es menege”, y su madre sigue sin darle permiso “para casi nada”.

De lo que no advierten sus familiares, pero sí él, es del riesgo de destrucción de aquel partido que celebre primarias sin integrar a los que pierdan.

No entiendo que la Generalitat reproche al Supremo que no condene a los valencianos de Nóos

De las que cosas que pasan en nuestro país, la que ha pasado más rápidamente es la moción de censura que sacó al PP del Gobierno y metió en su lugar al PSOE con los apoyos conocidos pero por motivos desconocidos de Podemos y cuatro grupos independentistas. “La película” no ha empeado aún, “estamos viendo los anuncios, sólo hemos visto la publicidad”.

De Sánchez dice González que hay dos cosas que han gustado en Bruselas y dos que no. ¿Las que sí?, que asuma los PGE del PP, y que haya nombrado Ministra de Economía a “una mujer de negro” con la que “los ortodoxos alemanes están encantados”. Las dos cosas que no han gustado del nuevo Gobierno son la demagogia y los apoyos parlamentarios. Porque aquí “me cuesta muchísimo explicar que Puigdemont que era un golpista ahora sea socio del Gobierno de España”.

Lo de la demagogia está muy presente a lo largo de la conversación. González Pons dice esperar que Ximo Puig, Mónica Oltra y Joan Ribó sigan ahora reivindicando a Madrid como lo hacían cuando gobernaba el PP “para que tengamos la certeza de que no era demagogia”.

Pero esa esperanza de González Pons parece más bien retórica cuando a renglón seguido le achaca a Puig su demagogia a cuenta de la reclamación con cargo a la financiación autonómica de cosas que no dependían de ella. Además, dice, cambiar el sistema es muy complicado. Hay que poner de acuerdo a más gente de la que se piensa.

Tengo esperanzas en el ministro Luis Planas, y los que votaron Compromís en la UE no tiraron el voto

Cuando Zaplana, cuando el PP gobernaba en Madrid y Valencia en los noventa, se acuñó el término “Poder valenciano”. Ahora vuelve a haber ministros procedentes de la Comunidad, aunque algunos, tocados. Lo que no obsta para que nuestro entrevistado hable muy bien del de Agricultura y disculpe al dimisionario de Cultura, que ha caído fruto de la deriva de la vida pública española.

La detención de Zaplana me causó sorpresa y dolor porque sé que está enfermo y lo que está sufriendo su familia

¿Poder valenciano?, ¿Zaplana? … La noticia de la detención del expresidente la recibió “con sorpresa y dolor porque sé que está enfermo y lo que está sufriendo su familia (…) En España acusamos con mucha facilidad y retiramos las acusaciones con mucha dificultad”. González Pons dice no entender que la Generalitat reproche al Supremo que no condene a unos valencianos a los que ha juzgado inocentes ni que nadie haya pedido perdón aún al exvicepresidente Vicente Rambla, recientemente absuelto.

De Compromís en Europa cuenta nuestro entrevistado dos cosas aparentemente contradictorias. Por un lado, le reprocha que llame franquistas a los jueces españoles para “defender que Puigdemont es un pobre perseguido”.

Por otro lado, alaba la defensa que de lo valenciano hace el eurodiputado y actual asesor de Compromís. Como la de la diputada del PSOE y la de él mismo, que juntos “somos una piña en defensa de lo valenciano”.

 

Comenta esta noticia