29 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez retira su ultimátum a Ayuso ante la evidencia de que Madrid mejora

La reunión de este lunes entre Sanidad y las autoridades madrileñas.

La reunión de este lunes entre Sanidad y las autoridades madrileñas.

El Gobierno central mantiene la presión sobre el madrileño pero aleja la posibilidad de una intervención. "No estamos en ese escenario", según Illa. Optimismo moderado en la Puerta del Sol.

El pulso entre el Gobierno central y la Comunidad de Madrid se mantiene, pero con un cambio sustancial: Pedro Sánchez retira su ultimátum. El Ejecutivo ha decidido mantener la presión sobre Isabel Díaz Ayuso aunque alejando la posibilidad de una intervención inminente alimentada desde los cenáculos de La Moncloa desde el viernes. "No estamos en ese escenario", dice ahora Salvador Illa.

Desde el Ejecutivo madrileño se muestran convencidos de que los "datos positivos" que van dando son "definitivos" y han hecho que al Gobierno se le derrumbe la coartada. 

A última hora de la tarde de este lunes el ministro de Sanidad y Fernando Simón comparecieron para dar cuenta de un nuevo encuentro con las autoridades madrileñas, con el consejero Enrique Ruiz Escudero a la cabeza. Aunque ya antes de la rueda de prensa unos y otros se habían encargado de adelantar que no habían llegado a ningún acuerdo. 

Porque la Comunidad de Madrid sigue convencida de que no es necesario confinar a la población de los municipios que superen los 500 casos por cada 100.000 habitantes, entre ellos la capital. En cualquier caso, este martes habrá un nuevo encuentro, pero el Ejecutivo madrileño se mantiene en sus trece: o el Ejecutivo les convence con criterios técnicos y sanitarios de por qué no queda otra que cerrar Madrid, o no lo hará. 

En tono grave, Illa empezó su intervención tratando de desligarla de la política, como "persona preocupada" con la situación de Madrid, y acto seguido añadió: "Ya vamos tarde", "hay que actuar con determinación para tomar el control". 

Sin embargo, y a pesar de la insistencia de la prensa, el titular de Sanidad reiteró en múltiples ocasiones que no es al Gobierno central al que le toca actuar, sino al madrileño. "A quien corresponde tomarlas (las medidas más duras) es a ellos", afirmó.

Y poco después insistió: "Hay que tomar el control de la pandemia, pero lo tienen que tomar las autoridades de la Comunidad de Madrid", sin poner ningún horizonte temporal a una intervención futura. "Estamos en el escenario de instar, de emplazar". 

"Pedimos a la presidenta de la Comunidad de Madrid que se deje ayudar y escuche, que vea los datos tal y como son", señaló en otro momento. Porque ni en los datos se ponen de acuerdo. Las autoridades madrileñas acudieron a la reunión con algunas cifras que, según la propia Díaz Ayuso, demuestran que "nuestra estrategia sanitaria funciona". 

Se ha reducido un 66% el crecimiento del total de ingresados por Covid-19 en los hospitales madrileños, es la primera semana desde el mes de julio que desciende el número de nuevos ingresos hospitalarios y hay una reducción en el crecimiento de pacientes ingresados.

 

Sin embargo, Simón se encargó de enfriar el optimismo de la presidenta de la Comunidad: "Puede que la presión sea menos fuerte, pero sigue incrementándose", destacó.

No habían terminado Illa y el director del CCAES su comparecencia cuando el Gobierno madrileño anunció otra del consejero de Sanidad. Éste confirmó que de puertas adentro ni el ministro ni Simón habían hablado "en ningún momento" de ningún plazo ni "imposición". En cualquier caso dejó claro que aunque las hubiera habido, seguirían sin aceptarlas: "No podemos aceptar ningún tipo de imposición", zanjó.  

Comenta esta noticia