27 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La cazada de Matamoros y Carla Barber provoca efectos colaterales en un familiar

Diego Matamoros y Carla Barber pillados in fraganti.

Diego Matamoros y Carla Barber pillados in fraganti.

Ellos no solo no se esconden sino que los paparazzi les han pillado in fraganti pero parece que en la familia de ello esta historia está generando consecuencias y no parece que sean buenas.

Fuego. Es la palabra que podría definir la relación de Carla Barber y Diego Matamoros. Dos semanas después de hacerse público su romance, la doctora y el influencer, más felices que nunca, dan rienda suelta a su pasión ajenos a todo y a todos durante una cena informal con amigos.

Miradas cómplices, caricias, confidencias y besos robados que demuestran que esta incipiente relación va más en serio de lo que muchos creían cuando tanto Diego como Carla proclamaron su amor a los cuatro vientos en sus respectivas cuentas de Instagram. La nueva pareja de moda está disfrutando a tope de la desescalada y no hay noche que se queden en casa a descansar.

Acompañados de unos amigos y sin esconderse, ni disimular la relación, el exmarido de Estela Grande y la modelo disfrutaron de la noche madrileña. Diego, muy pendiente de su nueva novia, no paró de tener gestos cariñosos hacia ella, e incluso se pudo ver algún beso de los nuevos enamorados. Acabada la cena se despidieron de sus amigos y se marcharon juntos a casa del hijo de Kiko Matamoros para seguir con la velada. Porque si algo hay, a primera vista, es una pasión irrefrenable que demuestra que lo del influencer con su ex mujer es ya cosa del pasado.

Pero estas "pilladas" no terminan de gustar a todo el mundo y en concreto a la familia de Carla, que no está muy contenta con la relación. Para ser exactos, Ana Rosa, la tía de Barber explicó en Sálvame que su sobrina es una mujer "de una valía terrible" y que no le gusta Diego para ella porque son "dos clases de personas". Más aún, cree que la madre de Carla está "avergonzada" porque a ella le gustaría un chico que "tenga una profesión, un prestigio, un oficio...".

Por si fuera poco cuando pensaron en que podría tener que alternar con Kiko Matamoros se "carcajearon": "Ella por su hija hará cualquier cosa pero no ceo que se junte con Matamoros".

Claro que Kiko no duda en responder con ironía que "yo si fuera el padre también estaría preocupado". 

Comenta esta noticia