20 de noviembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

Las redes estallan contra Nuria Roca en su debut al frente de las mañanas de TV3

Aluvión de críticas contra Nuria Roca

Aluvión de críticas contra Nuria Roca

La nueva opción matinal de la autonómica catalana no ha podido empezar con peor pie. Un aluvión de críticas contra la presentadora y el formato. La valenciana y su equipo no han convencido.

Nuria Roca fue la elegida para dirigir y presentar el nuevo magazine de las mañanas de TV3. Sin embargo, A tota pantalla no ha pedido tener peor acogida. La valenciana no ha convencido y el programa tampoco. Y eso que el debut se ha realizado una hora más tarde de lo que estaba previsto dado que la televisión autonómica ha decidido dar prioridad a la tertulia política. No se sabe si la cuestión habrá tenido algo que ver, pero la conductora ha desafiado el consejo de los viejos de la profesión y en su look ha incluido el color amarillo, símbolo de mal augurio.

A tota pantalla significa un cambio radical en cuanto a los contenidos que TV3 servía a su audiencia. Se ha querido dar un giro y ofertar un nuevo menú. El problema es que esta opción es casi un calco del programa que Alfonso Arús conduce y dirige en 8tv y que ya va por su decimosexta temporada con estupendos datos de audiencia. Se trata de un producto con denominación de origen y sello propio que hace imposible la copia. Sin embargo, lejos de innovar, los responsables de la nueva apuesta hasta han fichado a colaboradores de Arucitys, también de Cazamariposas. En concreto, a los presentadores como tertulianos rosas, Nuria Marín y Nando Escribano. Les acompaña la reportera de Sálvame, Laura Lago.

El corazón siempre ha sido un tema delicado en la autonómica catalana. No obstante, la nueva dirección de la cadena ha dado el visto bueno a que se hable de las celebrities. El debate rosa ha incluido a Belén Esteban y se ha liado parda. Los twits han sido demoledores llegando a manifestar que era el fin de TV3 dado que no existía diferencia alguna con Telecinco. Algunos internautas han exclamado que con una ración de Sálvame es suficiente. Vamos, que no quieren ser salvamizados. Otro punto de incendio ha sido cómo se expresa Nuria Roca. Su acento valenciano resultaba extraño al querer mudar al catalán. Aunque intentaba controlarse, cada cierto tiempo se le exclamaban expresiones típicas de la tierra de las naranjas. Todo muy raro.

Oscar Nogueira, uno de los responsables del invento, ha optado por gente joven. Y eso está bien, aunque se nota la falta de experiencia. En televisión, el mejor coctel es aquel que mezcla juventud con madurez. Caras nuevas con rostros consolidados. Colaboradores que prefieran el blanco y otros el negro. La diferencia gusta y atrae. Sin embargo, esta homogeneidad de A tota pantalla es símbolo de monotonía. Falta frescura y también ritmo. El recambio en las mañanas de TV3 no ha podido empezar con peor pie. Un aluvión de críticas. Y, ojo, porque lo peor todavía puede estar por llegar, aún falta conocer los datos de audiencia.  

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia