Puig dice claro lo que venía dejando caer: optará a repetir como líder del PSPV

Una vez que Puig ha -posiblemente- hecho su anuncio, Ábalos, que no pierde ojo, tendrá que ver qué hace

Una vez que Puig ha -posiblemente- hecho su anuncio, Ábalos, que no pierde ojo, tendrá que ver qué hace

"Esta es la última vez que me presento para un cargo orgánico", afirmó en Elche, en 2017, cuando fue reelegido máximo responsable autonómico socialista.

"Esta es la última vez que me presento para un cargo orgánico". Ximo Puig, actual secretario general del PSPV-PSOE y presidente de la Generalitat, profirió esta frase el 30 de julio de 2017, en el congreso en el que su partido lo refrendó como líder y consumó el triunfo frente al alcalde de Burjassot, Rafa García, que le presentó batalla interna.

"Esa afirmación condicionó a mucha gente, que le votó por ser su última vez y ante el anuncio de retirada. No se le podía negar esa postrera oportunidad", comenta un destacado militante socialista.

Escasos días después de ser reelegido presidente de la Generalitat, en un encuentro organizado por la Cadena SER, Puig, preguntado por si iniciaba su último mandato, ya evitó ser contundente y se limitó a responder qué acababa de comenzar la legislatura y que quedaba mucho tiempo por delante.

No obstante, apenas esperó unos meses para, en diciembre y en la misma emisora, afirmar que le gustaría seguir liderando un gobierno de progreso más allá de 2023. En el Partido Socialista optar a candidato a una presidencia de ejecutivo, sea local, autonómico o nacional, implica liderar el partido en ese ámbito.

Y hoy Puig, en una entrevista para inaugurar la nueva temporada de la radiotelevisión pública valenciana À punt, ha subido un peldaño más y ha afirmado que "probablemente sí" se presentará a la reelección en el cargo orgánico, y que mientras sea 'president' cree que "va bien que haya unidad en la dirección". Por tanto, anuncia que optará a revalidar su puesto de secretario general y descarta que lo ocupe otra persona y que él simplemente sea candidato a dirigir la Generalitat en 2023.

Tras un casi un año y medio de mandato, ya queda claro que Puig quiere continuar dirigiendo el PSPV y que, como secretario general si logra revalidar el cargo, aspiraría a un tercer mandato como presidente de la Generalitat.

Aunque el plenipontenciario ministro José Luis Ábalos, secretario de organización del PSOE, ha querido apaciguar ánimos estos días de gira por la provincia de Valencia y transmitir unidad al indicar que "lo que está bien no hay por qué cambiarlo", el anuncio de Puig de que "probablemente sí" competirá por la secretaría general del PSPV teóricamente en el congreso que se celebrará el próximo año ha despertado una fuerte controversia interna.

"Esa decisión debilita al PSOE porque le resta credibilidad. Se trataba de una determinación que dependía exclusivamente de él (Puig) y no obedece a factores económicos o externos. Además, tampoco es que haya una multitud que le esté pidiendo que siga. No ha cumplido su palabra, sencillamente", explica un alto cargo del partido, que está seguro de que no resultará fácil para Puig lograr su objetivo.

"Habrá lista alternativa y su éxito dependerá de que tenga más o menos apoyo e implicación por parte de Ábalos", sostiene mientras lamenta el incumplimiento de la promesa de Puig. "José María Aznar, en su momento, dijo que estaría dos mandatos y así fue. Puig, el líder de un partido progresista, no lo está haciendo y deja en entredicho al PSOE", concluye.

Una vez anunciada su decisión por Puig, a falta del último paso que consistirá en avanzar del "probablemente sí" al "me presento", abre la veda a la configuración de candidaturas y, en definitiva, a que empiece a cocerse la batalla interna de la precampaña por por el control del PSPV-PSOE a partir de 2021.

Comenta esta noticia