Las 13 claves para detectar a un maltratador y huir a tiempo

Porque no son casos de enajenados, alcohólicos, drogadictos, sino de hombres machistas que actúan en una sociedad todavía muy machista

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha publicado como datos oficiales que desde el año 2003, fecha cuando comenzaron a contabilizarse las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, el número total de mujeres asesinadas por violencia de género hasta el día de hoy es de 1.009, y durante el año 2019,de 34, existiendo un caso en fase de investigación (siendo el número de huérfanos menores de 18 años de 24, y 243 desde el 2013).

La primera comunidad autónoma que encabeza esta cifra de la vergüenza es Andalucía y empatadas en segundo puesto se encuentra Canarias y la Comunidad Valenciana, seguidas de la Comunidad de Madrid. Desde el 2003 la tónica general con un 80% es la falta de denuncia contra el agresor según el Observatorio Estatal contra la Violencia de Género.

 La cifra de la vergüenza no para de crecer y la frase que empieza a normalizarse es “Hoy otra mujer asesinada”. Hay que comprender la dimensión del problema para abordarlo desde la raíz con efectividad porque año tras año la cifra se mantiene. ¿No estaremos haciendo algo mal?... Hemos repetido tantas veces estas quejas y seguiremos haciéndolo hasta que algunos cojan las riendas del trabajo, esos que tanto poder tienen y que deciden qué hacer gracias al voto del contribuyente. Empecemos de una vez y en serio.

Porque no son casos de enajenados, alcohólicos, drogadictos, sino de hombres machistas que actúan en una sociedad todavía muy machista, aunque se quiera mostrar a esta sociedad todo lo contrario, las circunstancias empeoran con consumos inadecuados y puede que algunos no estén bien, pero la realidad de la mayoría es otra.

Hay que erradicar la cultura machista y educar en igualdad a todos los niveles educativos. Lo peor es que no será la última. Este año continuará la lista con los nombres y apellidos de mujeres, con hijos e hijas que se quedarán huérfanos, con familiares, amigos, con toda una vida que tenían por descubrir, porque son seres humanos, no cifras, estadísticas, ni minutos de silencio.

Hay que dejar muy claro que el suicidio no es un delito; asesinar, el feminicidio de una persona, sí. Urge concienciar, sensibilizar y por supuesto educar a esta sociedad. Ya sabemos que no es fácil. Dejen de pelear por el trono de mando, dejen de pincharse por la espalda en sus negociaciones y vamos a trabajar en serio de una vez. Lleguen a una verdadera conclusión de eficacia y si la Ley no garantiza la seguridad, entonces… ¿Habrá que comprobar que falla?...

El objetivo enemigo es el patriarcado obsesivo e irracional, el machismo altivo, pedante y degradante, los silenciosos cómplices cuando ejercen su fuerza sobre el débil. El principal desafío es acabar con la violencia contra las mujeres ¿Qué cómo lo hacemos? Pregunten a los que trabajan en la calle, y averiguarán que pasa. Eviten a aquellos que están sentados todo el tiempo y que no ven la realidad. No es una cuestión solo de despachos.

Insistimos que los procesos de separación y divorcio constituyen un factor de riesgo grave en la violencia de género. Solo tienen que ver los telediarios, lo dicen todo el tiempo.

La lucha contra la violencia machista debe ser transversal, combatir esta lacra social desde multitud de enfoques perfectamente coordinados. Nuestro deseo es que las FFCCS tengan que actuar para que la violencia de género sea historia.

Como el principio constituye la clave de todo, es muy importante tener las herramientas de cómo detectar a un maltratador en 13 PASOS para huir con las mínimas secuelas: (Marina Marroquí, presidenta de AIVIG).

  1. Te hace sentir culpable constantemente.
  2. Se enfada si no estás disponible continuamente para él.
  3. Te chantajea a menudo.
  4. Se hace la víctima constantemente.
  5. Te infravalora, intentando convencerte de que sin él no serías nada.
  6. Te agrede (verbal, física y/o sexualmente) y luego se arrepiente, prometiéndote que nunca lo volverá a hacer.
  7. Intenta estropearte todas las ocasiones especiales.
  8. Tienes que filtrar todo lo que vas a decir por si se enfada.
  9. Te presiona para tener relaciones sexuales.
  10. Rompéis y volvéis continuamente.
  11. Te ridiculiza y humilla delante de los demás.
  12. Te vigila y controla.
  13. Tiene celos de cualquiera que se acerque a hablarte.

 

Huye. Sé libre. Sé feliz.

*Grupo EmeDdona. 

 

 

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP