22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿Por qué no había ningún 'mantero' ese día y a esa hora en Las Ramblas?

Imagen desterrar en Las Ramblas, poco después del atropello masivo.

Imagen desterrar en Las Ramblas, poco después del atropello masivo.

Los terribles atentados de Barcelona y Cambrils han disparado la rumorología en las redes sociales de forma malintencionada y con especial virulencia. Tiene una explicación y es policial.

Poco después del terrible atentado en el corazón de Las Ramblas de Barcelona, en las redes sociales comenzaron a difundirse algunas teorías de las llamadas conspiranoicas. Una de la que más ha calado, y aún lo sigue haciendo, es una pregunta: ¿Por qué no había 'manteros' a esa hora y ese día en las siempre atestadas por estos vendedores ilegales Ramblas de Barcelona? Una malintencionada pregunta que tenía una no menos malintencionada respuesta, en las redes sociales se ha difundido insistentemente que "los manteros podrían saber desde días antes que este pasado jueves 17 de agosto de 2017 se podría producir un atentado por eso no se encontraban en el lugar durante esas horas". 

En diversos foros también se denunciaba que tampoco "había pakis vendiendo latas. A ver si os pensáis que las mezquitas de la zona no sabían ni habían ayudado en nada... Ahí todos son ...". 

Sin embargo, la realidad es bien distinta. Según ha podido confirmar ESdiario, casi de manera simultánea a la irrupción de la furgoneta en el conocido paseo barcelonés, agentes de la Guardia Urbana y de los Mossos de Esquadra realizaban en esos momentos una acción coordinada contra los 'manteros'. Una acción casi ya cotidiana y que se ha intensificado durante este verano en una acción del Ayuntamiento para tratar de erradicar ese vente ambulante ilegal. De hecho, la concentración de vendedores ambulantes en el corazón de Barcelona ha sido mucho menor, hecho que se debe principalmente a ese aumento de la presión policial desde el pasado mes de mayo. El primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello, anunció después de la Semana Santa la puesta en marcha de planes de saturación del espacio en el centro de Barcelona para evitar incidentes relacionados con la venta ambulante como los del verano de 2016.

Pese a la presencia policiales la zona, un agente de los Mossos ha aclarado a ESdiario que no se pudo evitar la acción de la furgoneta "porque era imposible detenerla abriendo fuego por la gran cantidad de gente que había en la calle. Disparar era una acción imposible, prohibida en ese momento porque la tragedia hubiese sido aun mayor. Además, el objetivo era casi imposible de alcanzar porque se movía a gran velocidad, a unos 100 kilómetros por hora", concluye.

Mientras tanto, las investigaciones avanzan y vamos conociendo algún detalle más. Según los Mossos, los terroristas preparaban uno o más atentados con explosivos en Barcelona. Además, los cinco miembros de la célula terrorista abatidos en Cambrils por los Mossos de Esquadra se desplazaron en un Audi A3 a esta localidad no para atropellar a personas, sino con la intención de acuchillar a todos los viandantes del paseo marítimo que se encontraran a su paso. Así lo indica a El País citando fuentes de la investigación que dirige el magistrado Fernando Andreu, quien interrogará previsiblemente a los cuatro detenidos de la célula yihadista el próximo martes, en la Audiencia Nacional, adonde serán trasladados en furgones especiales desde la capital catalana. De los miembros de la célula de Ripoll (Girona), hay ocho muertos, cuatro detenidos y tres supuestamente huidos.

Los ocupantes del Audi A3 no pudieron cumplir su objetivo (los cinco iban dispuestos a sembrar el terror segando cuellos en un Cambrils atestado de veraneantes) porque se toparon en sus planes con varios controles de tráfico de los Mossos. Pero el plan era acuchillar de lado a lado del paseo Marítimo de Cambrils (Tarragona). Portaban numerosas armas blancas y eligieron la noche a sabiendas de que en ese momento habría muchos turistas, según la investigación, que básicamente desarrollan los Mossos pero con ayuda de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía.

Comenta esta noticia
Update CMP