Valencia Basket continúa con paso firme en su competición fetiche

Valencia Basket superó al Partizan de Belgrado

Valencia Basket superó al Partizan de Belgrado

Valencia Basket 79 - Partizan 71. El dominio del juego interior taronja resultó determinante para mantener la imbatibilidad en la Eurocup frente a un rival tan talentoso como aún bisoño.

Desafortunadamente, la entrada al partido del conjunto de  Ponsarnau no difirió de aquellas a las que hasta el momento nos tiene acostumbrados. El backcourt del cuadro de Belgrado, formado por Marcus Paige y Vanja Marinkovic, hallaba caminos que conducían al aro taronja con excesiva facilidad en unos primeros 10 minutos que, no obstante, también arrojaban detalles para el optimismo.

La pareja a la que de entrada el técnico de Tárrega encomendaba el control de la pintura no era otra que la que integraban, por primera vez en la campaña, las nuevas adquisiciones del club Louis Labeyrie y Mike Tobey, quienes ofrecieron un gran rendimiento en la noche de hoy, incluso más allá de un inicio en el cual se erigían en los máximos responsables de que el Partizan no obtuviera más ventaja en este primer parón (20-21).

El cuadro dirigido por Nenad Canak - sorprendente a la par que recordado por todos campeón de Europa en aquel maravilloso en todos los sentidos 1992 - seguía con su incesante proyección anotadora, demostrando que su banquillo, con los emergentes Aranitovic o el actual medalla de oro continental con Eslovenia Aleksej Nikolic a la cabeza, podía ser capaz de mantener la misma eficiencia en el perímetro. 

Pero Valencia Basket también cuenta, como es obvio, con sus armas. Y de todas ellas, sin duda la más afilada y lustrosa en estos primeros compases de la temporada es la de Will Thomas. Otro recital de juego en el poste bajo del zurdo de Baltimore (17 puntos al final) constituía el principal detonante para que los taronja empezaran a encarrilar un partido que, eso sí, únicamente encaraban con tres puntos de distancia (43-40) para su reanudación.

El aviso balcánico indicaba, si más no, que los de Ponsarnau debían de encontrar la fórmula para mejorar sus prestaciones. Algo que lograron en los minutos iniciales del tercer periodo para, a través de un parcial favorable de 14-4, comenzar a poner tierra de por medio. Labeyrie y como siempre Will Thomas insistían en desgastar a un juego interior serbio muy lejos de la calidad de su perímetro; y Bojan Dublevic y Sam Van Rossom tiraban de experiencia para acercar al equipo a lo que tenía visos de resultar un plácido último acto (64-54).

Pero no fue así, la anteriormente citada calidad de Nikolic y Aranitovic encontraba un buen complemento en la lucha interior de Gagic o Landale en aras de que el histórico Partizan consiguiera llegar vivo a los instantes finales - redujo una máxima distancia taronja de 14 puntos a 6 a falta de cuatro minutos -. Por ello, en un postrero esfuerzo para certificar el triunfo, emergieron con inusitada fuerza las cualidades técnicas y atléticas de Alberto Abalde, para con dos canastones marca de la casa - mate a la altura pocos jugadores NBA incluido -, poner un epílogo al choque tan tranquilizador en cuanto al resultado, como excitante en lo que concierne al espectáculo.

Ficha técnica:

79.- Valencia Basket (20+23+21+15): Vives (2), Matt Thomas (3), Doornekamp (5), Labeyrie (12), Tobey (15) -cinco titular- García (2), Abalde (6), Van Rossom (5), Will Thomas (17), Dubljevic (7) y San Emeterio (5).

71.- Partizan Nis Belgrado (21+19+14+17): Paige (14), Marinkovic (8), Gegic (2), Velickovic (5), Gagic (8) -cinco titular- Aranitovic (10), Gavrilovic (8), Landale (4) y Nikolic (12).

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP