22 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La terrible frase que destapa cómo Sánchez y Chivite han dado Navarra a Bildu

Chivite, con una imagen superpuesta de Otegi

Chivite, con una imagen superpuesta de Otegi

La heredera de Batasuna se vanagloria de su poder en la Comunidad Foral y le recuerda al PSOE con tres palabras quién va a mandar de verdad en Navarra.

Tenemos las llaves "para abrir y cerrar puertas". Se podrá decir más alto, pero no más claro, de lo que lo ha hecho Bildu para dejar en evidencia a Pedro Sánchez y a María Chivite, que va a ser investida presidenta de Navarra este viernes gracias a los votos de la heredera de Batasuna.

No es la única frase que deja en evidencia al PSOE, que intenta el imposible de alcanzar la presidencia a toda costa pero que, a la vez, no parezca deudora del partido de Otegi. Hasta tal punto llega la actuación en ese sentido que la propia Bildu le ha dejado claro a la aspirante socialista que, sin sus diputados, nunca sería presidenta: hay que tener la "jeta de cemento" para negarlo, le espetó por dos veces la portavoz abertzale a Chivite cuando intentaba ese tirabuzón.

 

Y es que, al menos en esto, Bildu tiene toda la razón pese a la propaganda del sanchismo, que pretende a la vez lograr el poder y que parezca un accidente en el resto de España, donde no es bien visto un matrimonio político con los herederos de Batasuna. 

Pero lo hay: sin las cinco abstenciones de Bildu, que tiene siete diputados, María Chivite ni siquiera se plantearía intentar una investidura simplemente imposible. Les va a deber el cargo, y Otegi y los suyos ya se lo recuerdan antes incluso de que tome posesión.

"Muy grave"

"Es gravísimo lo que está pasando", explican a ESdiario fuentes del PP y de Navarra Suma, que revelan cómo hasta el último momento han buscado un acuerdo alternativo que Pedro Sánchez reclama para sí mismo pero niega en la Comunidad Foral. "Ha preferido depender de Bildu que dejar funcionar a un Gobierno constitucionalista", explican.

Y dan otro dato inquietante, que ahora no está bajo los focos por el ímpetu de Bildu pero que marcará las dependencias de Chivite tanto o más: "Geroa Bai es igual de peligrosa para el equilibrio constitucional. Uxúe Barcos ha estado gobernando como una abertzale durante cuatro años y ahora se sentirá todavía más fuerte en el Gobierno de un PSOE en minoría".

 

Comenta esta noticia
Update CMP