23 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bigote Arrocet destrozado tras las puyas de Jorge Javier en Supervivientes

El cara a cara de Bigote y Jorge Javier

El cara a cara de Bigote y Jorge Javier

Existía mucho interés en ver cómo se desarrollaba la entrevista del humorista en la gala de Supervivientes. Bigote capeó como pudo el asunto y aguantó el chaparrón del presentador.

Lo de Bigote Arrocet durante la gala de Supervivientes fue visto y no visto. Sin duda, la suya ha sido una de las entrevistas más breves en la historia del reality. El cómico apareció con su sonrisa habitual mientras Jorge Javier Vázquez le miraba atentamente. El presentador no se cortó a la hora de manifestar lo que lleva diciendo desde hace tiempo, que el novio de María Teresa Campos no ha concursado sino que ha ido a un retiro espiritual. Por supuesto, el artista replicó aludiendo a lo mucho que había ayudado a sus compañeros de viaje haciéndoles ver lo afortunados que eran al poder vivir la experiencia. “Ellos te lo van a decir, Jorge Javier”, repitió varias veces Bigote mientras el conductor le miraba con cara de “No intentes venderme la burra, que no cuela”.

Siempre nadando en el mar del Zen, a Bigote le pareció estupendo que Terelu hubiera dicho que visto lo que estaba haciendo en Supervivientes, mejor que no hubiera ido. “Me parece bien”, expresó el artista, firme creyente de que cada uno es libre de manifestar lo que piensa siempre que lo haga con respeto. Visto lo visto, Jorge Javier le tildó de “encantador de serpientes” porque resulta imposible enfadarse con él y por ese don que tiene de meterse a la gente en el bolsillo. Eso sí, le habló de unas agencias de viajes especializadas en retiros espirituales en islas deshabitadas. También comentó el presentador que aunque Arrocet no hubiera dado juego en Supervivientes, sí que lo ha hecho fuera por los muchos comentarios que ha despertado su concurso. Por tanto, sentenció que su participación en el reality estaba amortizada para la productora.

Bigote reconoció que tenía razón el presentador de Badalona cuando le afeó el hecho de que no hubiera dado juego. En este punto, Arrocet afirmó que si volviera a repetir la experiencia, haría televisión. Un sorprendido Jorge Javier le preguntó si se enrolaría en la próxima edición de Supervivientes y él dijo sí. En plató estaba Carmen Borrego, que terció para oponerse a que el novio de su madre se convirtiera en repetidor. Y Arrocet ni se inmutó. Ni María Teresa Campos estuvo esperando en plató con los brazos abiertos a su novio ni a éste le revelaron el episodio del ictus. La única información que le dieron fue sobre la Medalla del mérito al trabajo, algo que alegró mucho al artista y que afirmó esperaba porque su chica se lo merecía. Y nada más. El humorista se fue del plató igual que llegó, con una sonrisa de oreja a oreja y repartiendo besos.

Comenta esta noticia